La alimentación infantil sigue preocupando a los pediatras

La importancia de la alimentación infantil radica en que es la etapa de la vida en la que asientan las bases de alimentación del adulto, que sea un buen comedor, que coma sano y poder prevenir enfermedades.

Desde el nacimiento, ?la lactancia materna es primordial, es la mejor pauta a seguir por los lactantes, y se puede prolongar hasta los 2 años?, como ha explicado el pediatra José Antonio Pinilla, quien también ha afirmado que ?el gran reto de las empresas farmacéuticas es conseguir una leche como la materna, algo que aún no han conseguido?.

La introducción paulatina del resto de alimentos es la clave para habituar a los niños a que coman de todo. Los problemas más habituales de nutrición a los que se enfrentan los pediatras es que en la etapa de 2 a 10 años los niños disminuyen sus necesidades alimenticias, por lo que comen menos, por eso durante esos años hay que prestar mucha atención a la alimentación de los hijos.

Además, otros problemas frecuentes suelen ser la obesidad o la anorexia nerviosa, enfermedades que pueden complicarse y pueden pasar de ser un problema fisiológico a una enfermedad. ?De los niños con problemas de obesidad infantil, el 70% pueden acabar desarrollando esa obesidad en un futuro?, según el doctor Pinilla.

Para prevenir estos problemas los especialistas aconsejan comer de todo, pero no en la misma cantidad, aplican lo que ellos llaman la Pirámide de los alimentos. En la base de esa pirámide, y por tanto lo que más se debería consumir son legumbres, cereales, hortalizas, frutas, pan y productos lácteos. En un segundo plano estaría el consumo de carne, pescado y huevos, sin abusar de estos últimos. Hay que limitar el consumo de chucherías, bollería industrial, azúcares y grasas, moderar el consumo de sal y por supuesto fomentar la toma de agua.

Comentarios