El ayuntamiento no dudará en tomar medidas contundentes para garantizar la seguridad en la ciudad.

Este anuncio lo realizaba el alcalde tras analizar el suceso en el que un vecino de Huesca perdía la vida en un lamentable accidente en el cruce de las calles Teruel y Doña Sancha. Desde el ayuntamiento se tomarán medidas drásticas para que no se repita esta situación. Además, el concejo oscense ha abierto un expediente que ha remitido a la dirección general de transportes de la DGA para que actúe en consecuencia.

Sobre los numerosos problemas que encuentra el ayuntamiento para suprimir algunos inmuebles, de propiedad particular, que constituyen un serio riesgo para la seguridad, el alcalde anuncia que a partir de este momento se tomarán medidas contundentes.

Respecto al suceso acaecido la semana pasada, según Fernando Elboj, el autobús no debía circular por esa parte de la ciudad y por lo tanto trasgredía los contenidos del decreto de la alcaldía en el que se establecía con toda precisión cuales eran los trayectos a seguir por los autobuses de línea. Con ello, el concejo oscense ha abierto un expediente que ha remitido a la dirección general de transportes de la DGA para que actúe en consecuencia.

Además, Elboj apunta que quien regula el tráfico en las ciudades es el ayuntamiento y lo hace a través de la normativa legal que está a su alcance, por tanto ese decreto tiene toda la validez y es de obligado cumplimiento de la empresa objeto de dicha regulación. Esta medida afecta al trasporte de viajeros y de línea y no al urbano y de cualquier otra modalidad que por distintas razones esté autorizado para circular por Huesca.

El ayuntamiento también ha querido trasmitir su solidaridad a la familia del fallecido y su comprensión hacia cualquier decisión que puedan tomar para aclarar el suceso y depurar responsabilidades.

Comentarios