La constitución del pleno de la Cámara de Comercio podría retrasarse en un mes.

Los problemas habidos en las papeletas del grupo de la Construcción hace que la votación de los vocales de este grupo se retrase en unas semanas. Sin los representantes de este grupo no puede constituirse el nuevo pleno de la Cámara que debe elegir al nuevo presidente.

La elección de candidatos se realiza por grupos, hasta un total de 15. Existe uno más, el sector de edificación y construcción, que no puede formalizar hoy sus votaciones debido a un error en las papeletas de este grupo. Este trámite obliga a retrasar la constitución del pleno de la Cámara en por lo menos un mes.

Por lo demás, de esta forma quedarán elegidas un grupo de 30 personas que formarán parte del pleno. A éstos se unirán otros cuatro vocales más que proceden de los que aporta la Confederación Empresarial Oscense. En el total de 34 vocales al pleno será el foro de dónde salgan las candidaturas.

Aunque no se sabe a ciencia cierta cuántas puede haber, se habla de dos corrientes. Una la que encabeza el actual presidente, Antonio Ruspira, y otra liderada por el empresario barbastrense, Francisco Lalanne, que parece haber recogido los intereses de la parte más oriental de la provincia.

El director de Industria y Comercio del Gobierno de Aragón, Javier Navarro Espada, ha visitado la Cámara para supervisar las elecciones. Ha valorado muy positivamente la existencia de intereses plurales, como demostración de la vida que tiene la Cámara.

Existen algunos vocales que ya están designados directamente, por ser los únicos candidatos de su grupo. Así, ya forman del pleno Labarta obras y construcciones, Aragonesas, Bodegas Lalanne, Fribín, Confecciones Malosca, Manuel Rodríguez Chesa, Montajes eléctricos Portolés, Hostelería de la Jacetania, Lorenzo Lasaosa Cabrero, la Venta del Sotón y Loher Publicidad.

Comentarios