La Central de Reservas se pondrá en marcha en breve con un presupuesto de unos 100 millones.

La denominada hasta ahora Central Única de Reservas con sede en Huesca ha firmado en las últimas semanas un convenio de adhesión voluntaria con 390 establecimientos aragoneses, de los 2.538 que copan la oferta turística en Aragón. Existen varios tipos de establecimientos: los dedicados al deporte y ocio; los balnearios; el sector de la restauración de la que forman parte los bares, restaurantes y discotecas; y los alojamientos en los que se incluyen los campings, refugios, hoteles, hostales y centros de vacaciones.

A la hora de formar parte de la red turística de la Central de Reservas hacen falta varios requisitos. Cada establecimiento que así lo quiera deberá estar inscrito en el Gobierno de Aragón, con su número de responsabilidad civil, la comunicación de precios y la documentación necesaria para la creación de la página web.

Cuando se haya realizado toda la recogida de datos y se cierren las fichas con los establecimientos que quieren pertenecer, la Central podría ponerse en funcionamiento en los próximos meses. Esta iniciativa siempre ha estado respaldada por las instituciones.

El pasado 31 de diciembre de 2001 se llevó a cabo un convenio a cargo de una Comisión de seguimiento de la que forman parte el Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial de Huesca, los patronatos de turismo de Zaragoza y Teruel, junto con la Federación de Viviendas de Turismo Rural de Aragón. A pesar de tratarse de un proyecto que surgió hace ahora 10 años, no será hasta este mismo año cuando vea la luz.

Su puesta en marcha pretende dar a conocer el turismo existente en Aragón a través de Internet. De esta forma se crea un gran área de servicios en la red con toda la oferta turística existente en Aragón. El presupuesto previsto ascendería a los 100 millones de pesetas para 2002 y 2003.

Comentarios