Nace la Asociación de propietarios Polígono 14 con la vocación de defender sus viviendas en contra de lo proyectado por el ayuntamiento.

Según sus miembros, esta asociación ha nacido para dar una salida al Polígono 14, sin perjuicio para los afectados. Apuestan por un diálogo integral, político, técnico y social. De hecho, quieren y buscan un acuerdo, pero no a cualquier precio.

Esta asociación ha redactado un comunicado en el que explican que el origen de su movimiento se produjo cuando se presentó el proyecto de modificación del polígono por el ayuntamiento; en su opinión, una pura entelequia, una idea teórica de amable presentación gráfica, totalmente alejada de la realidad social de la zona, cuya ejecución hubiera supuesto la ruina de varias decenas de familias Aseguran que, tras examinar el expediente administrativo, comprobaron que se había vulnerado el procedimiento en toda su tramitación, además de no contener ningún estudio económico-financiero de la operación que avalara su viabilidad.

Afirman que la Memoria que justificaba el proyecto estaba plagada de falsedades, de ahí la presentación de numerosas alegaciones. Recuerdan que su mayor sorpresa llegó cuando conocieron las razones por las que los grupos políticos apoyaron la modificación: se les había dicho que el proyecto contaba con el acuerdo de los afectados, que habrían incluso solicitado la actuación.

Esta asociación se opone a algunos aspectos de la modificación urbanística propuesta: consideran absurdo un bulevar de 50 metros, creen desproporcionadas las medidas de una zona verde, ven innecesaria la apertura de algunas nuevas calles, consideran que la consolidación de edificios es excepcional, frente a la generalizada demolición de la inmensa mayoría restante, además de la sobrecarga de costes económicos para los propietarios. Al mismo tiempo, reivindican la identidad y peculiaridades de la zona, defienden la continuidad de sus habitantes e inmuebles, quieren promover la rehabilitación, persiguen unas medidas urbanísticas consensuadas, piden respetar la urbanización y trazado actual de las calles y exigen la libre iniciativa de los particulares sin supeditaciones innecesarias. Consideran que es posible otra ordenación urbanística, partiendo de lo que ahora existe y consolidando lo máximo posible.

Finalmente, emplazan al alcalde y a toda la corporación a no formalizar en la aprobación del PGOU el diseño del Polígono 14 y a respetar en un primer momento, como no vinculante, el planeamiento vigente de 1980.

Comentarios