Las familias aragonesas destinan más del 50% de su presupuesto de gasto a la vivienda

La adquisición de la vivienda habitual constituye el gasto más importante de los aragoneses, pues representa el 40?5% del presupuesto familiar. A ello hay que añadir otro 10%, que corresponde a los costes de mantenimiento. El director general de Consumo del Departamento de Salud, Consumo y Servicios Sociales del Gobierno de Aragón, Florencio García Madrigal, ha explicado en la inauguración de las XIV Jornadas Aragonesas de Consumo, que el crédito inmobiliario "crece en términos similares al del precio de la vivienda en Zaragoza, en torno al 16%, mientras que la elevación de los precios inmobiliarios es muy superior a la del IPC y los salarios". Entre 1996 y 2001 los pisos han subido de precio cinco veces más que la renta familiar, y el esfuerzo inversor se ha visto incrementado en 12 puntos en el último trienio.

No obstante, el director general de Consumo ha reconocido también que el ámbito inmobiliario es uno de los principales campos de inversión como lo demuestra el hecho de que en nuestro país existen 22 millones de inmuebles y sólo 13?3 millones de hogares. García Madrigal ha indicado que en los últimos años ha habido un cambio de hábitos en el consumo inmobiliario motivado por varios factores, "como la necesidad de mejores viviendas, la emigración desde las zonas rurales a las urbanas, la preferencia por la compra como inversión de futuro frente al alquiler, y el propio crecimiento de la renta familiar". En 2001 el precio del metro cuadrado de vivienda en España fue de 1.096?16 euros, mientras en Aragón lo fue de 930?97 euros (1.202?02 euros en Zaragoza, y 748?26 en Huesca y Teruel). El pasado año el aumento del precio de la vivienda en nuestra comunidad estuvo en torno al 16%, superior en un punto a la media española.

Durante 2001 la campaña de control de mercado llevada a cabo por la Dirección General de Consumo en el sector de la vivienda (que continúa en 2002) permitió detectar un 45% de empresas con irregularidades. Las más numerosas (79%) relativas a los documentos contractuales, seguidas de las referidas a falta de información al público (14%) y con el contenido de los folletos explicativos (7%). Las peticiones de información y reclamaciones atendidas en esta materia fueron 1.869, que suponen el 21?5% del total. Desde diciembre pasado, con carácter obligatorio, existen hojas de reclamaciones en el sector de la vivienda a disposición de los consumidores.

Comentarios