El colegio Juan XXIII dirá adiós a la línea de alta tensión este lunes

Y lo hará con una fiesta por todo lo alto, en la que, además del colegio, participarán la Escuela de Hostelería, sobre la que también pasa esta línea eléctrica, y la asociación de vecinos del barrio de Santiago, que siempre ha apoyado la reivindicación. Todo ello, en todo caso, sin que la línea se haya acabado de soterrar.

En el mes de enero se dijo que a finales de febrero, la desaparición de la línea de alta tensión sería un hecho. Como los alumnos llevan ya muchas semanas preparando esta fiesta y ensayando las distintas actuaciones que se van a llevar a cabo, se decidió no esperar más, e incluir la fiesta de despedida dentro de la Semana cultural que celebrará el colegio Juan XXIII.

Así pues, el próximo lunes, a partir de las 3 y media de la tarde, habrá lectura de poemas, exposición de dibujos y redacciones, el grupo de teatro del centro, Sueños en el espacio, pondrá en escena la obra "La gallina de los huevos fritos", los alumnos de sexto realizarán un baile y se interpretará una canción alusiva, titulada "Hoy nos han quitado una gran tensión", amenizada por la charanga de madres del Colegio. La Escuela de Hostelería, por su parte, invitará a todos los alumnos a una chocolatada.

Posteriormente, a partir de las 5 de la tarde, la fiesta se abrirá a todo el mundo, padres y vecinos del barrio, con una fiesta musical en la que la Asociación de Vecinos del barrio de Santiago pondrá la música y ofrecerá otra chocolatada.

En realidad, esta fiesta se va a realizar con la línea todavía en activo. Comenzó su soterramiento hace ya un par de meses, pero quedó paralizado, mientras se completaban cuestiones técnicas y burocráticas, al haber decidido alargar el enterramiento hasta más allá de la vía del tren. Hace ya tiempo se había negociado un convenio con la propiedad de esos terrenos, ubicados junto a la avenida de la Marina Española para su cesión, pero Eléctricas hubo de presentar un nuevo proyecto, mientras que Renfe tuvo también que dar permiso para poder atravesar la vía. Estos trámites han retrasado la ejecución de las obras. Ahora, una vez con toda la documentación en regla se espera que, en pocas semanas, el adiós a la línea de alta tensión sea ya definitivo.

Comentarios