Curso en Torreciudad sobre solidaridad

Cuarenta profesionales de distintos ámbitos participan esta semana en Torreciudad en un curso sobre ?El voluntariado, consecuencia del compromiso personal?, y que analiza diversos supuestos de solidaridad expuestos por las mismas participantes.

El voluntariado, un remedio contra la deshumanización del mundo consumista es una de las conclusiones de las jornadas, que se celebran dentro del programa del Centenario del beato Josemaría Escrivá.

Las sesiones tratan también de las distintas soluciones para combatir la pobreza de la soledad que padecen tantas personas. ?Cubrir el hueco al que no llegan los facultativos? es el objetivo de Silvia Montoro, que se refirió a las tareas del voluntariado en el Hospital Clínico de Granada, y en las que participó tres años.

Montoro estaba al frente de un equipo de estudiantes que acudían cada fin de semana al recinto sanitario con el fin de acompañar a los enfermos que estaban solos, amenizar sus ratos de espera o, incluso, apoyarles a la hora de desplazarse a las pruebas médicas correspondientes. En este hospital cubrían los servicios de Infeccioso, Traumatología, Medicina Interna y Cirugía Vascular.

La cordobesa Elena Hernández se refirió también a manifiesta que los escritos de Josemaría Escrivá ?me han ayudado a ver detrás de cada paciente, no sólo una enfermedad, sino un enfermo con cuerpo y alma?. Fruto de esta reflexión, la médico cordobesa ha impulsado una iniciativa de voluntariado en su ciudad para atender a niños enfermos de cáncer.

En este sentido, Inmaculada Flores apunta que este ?me ha ayudado a encontrar un sentido al sufrimiento y al dolor humano?. La doctora Flores participó hace unos años en un campo de trabajo en Budapest (Hungría) atendiendo a niños enfermos, y explicó que ?algunos de los voluntarios regresaron a España con la intención de dar un giro a su vida a favor de la generosidad?.

Por su parte, la médico Fátima Hornero, de Málaga, explicó la acción de solidaridad que junto con otras jóvenes llevan a cabo para ayudar a las Hermanitas de los Pobres de su ciudad. Destaca que las personas que participan en tareas de voluntariado cambian de actitud al tomar contacto con la necesidad ajena.

Comentarios