Rescate medicalizado: El seguro de vida en la montaña

El rescate medicalizado en montaña se puso en marcha en 1.998 gracias a un convenio que suscribieron el Gobierno de Aragón, el Ministerio del Interior y la Federación Aragonesa de Montañismo. Desde el primer momento se vio la eficacia de introducir la asistencia sanitaria en el propio lugar del accidente y durante el traslado a un centro sanitario. Actualmente hay cinco médicos master en Medicina de Urgencias en Montaña que se ocupan del servicio. Anualmente se realizan más de 300 intervenciones. Huesca ha sido pionera en el rescate medicalizado que se ha copiado en otras zonas de España.

Uno de los objetivos principales es dar servicio al turismo de montaña, aunque también se atienden emergencias en actividades relacionadas con la nieve, deportes de aventura o personal laboral. La introducción y progresiva utilización de la telefonía móvil ha revolucionado la actividad de la alerta. Actualmente, el 42% de los avisos se realizan desde el mismo lugar del accidente lo que supone una importante reducción en el tiempo de llegada de los equipos de rescate. La utilización de la radio como medio de alerta es el 24% y el aviso a través de los compañeros accidentados suponen un 34%. La UHEL-41 y los grupos de rescate de la Guardia Civil de Benasque, Panticosa, Boltaña, Jaca y Huesca, participan activamente en las evacuaciones y son, junto con el Hospital San Jorge, piezas claves del engranaje del rescate medicalizado en montaña.

Paulatinamente se van introduciendo mejoras que dan una mayor calidad al servicio, como es la mochila médica, que pesa aproximadamente 10 kilos, donde se lleva parte del equipo de seguridad personal y un "set" médico de primeros auxilios con collarines cervicales, mantas de aluminio, esfingomanómetro para la medida de la presión arterial, termómetro timpánico, pulsioxímetro etc.. También existe otra mochila con una botella de oxigeno de 5 litros, un set de intubación, otro de ventilación y un respirador de transporte. Completa el equipo médico un monitor-marcapasos-desfibrilador.

Las estadísticas indican que el 97% de las intervenciones del rescate en montaña tienen lugar en la provincia de Huesca. Las lesiones de los accidentados son principalmente fracturas, seguido de luxaciones, traumatismos craneoencefálicos y enfermedades comunes. Las fracturas más habituales son tibia y peroné y tobillo. Las enfermedades más comunes son la hipotermia, agotamiento y lumbalgia. La evacuación de los accidentados se realiza en un 68% de los casos con el helicóptero, un 27% mixto y un 5% por tierra. Aragoneses, franceses y catalanes ocupan los puestos de cabeza en cuanto a procedencia de los accidentados, en tanto que las travesías, los barrancos y los extravíos son las actividades que más rescates generan.

Comentarios