La desaparición de Medicina en Huesca a debate en la Junta de la Universidad de Zaragoza.

La Junta de Gobierno decide este viernes los números clausus de todas y cada una de las carreras de la Universidad Aragonesa. En el caso del primer ciclo de medicina la propuesta que ha elevado el Equipo de Gobierno a la Junta es que no haya plazas en el primer curso de medicina que se imparte en Huesca. En otras palabras, que Huesca comience la cuenta atrás de la extinción de sus estudios de medicina.

En la Junta de Gobierno habrá otra propuesta que elevará la Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte en la que pide para Huesca las 55 plazas que se han venido ofertando en los últimos años.

Solo una sorpresa de última hora haría que la Junta votara en contra de la propuesta del Equipo de Gobierno. Todos los representantes universitarios consultados coinciden en que este viernes será un día doloroso para el campus de Huesca. La ciudad, por primera vez desde la creación del Colegio Universitario, hace ahora 28 años, asistirá al cierre de uno de sus centros. Unos estudios por los que han pasado hasta 2.800 alumnos, de los que 1.000 han sido oscenses.

Hasta el último momento se ha intentado encontrar un resquicio que permitiera al menos proponer a la universidad algo distinto a la extinción. Se llegó a estudiar la LOU que recientemente aprobaba el Gobierno Central, pero el texto de la ley no ha derogado el Real Decreto que regula los centros por el que el primer ciclo de medicina de Huesca estaba condenado a desaparecer.

La otra posibilidad para que en Huesca continúe Medicina es que los estudios de Huesca sean una sección delegada de la Facultad de Zaragoza, a lo cual la Junta de Centro se opuso recientemente.

Con este escenario a la ciudad le queda muy poco que hacer. La única salida para el Alcalde, Fernando Elboj, es buscar una recambio a la titulación que se pierde.

Comentarios