Sol, anticiclón y deshielo en las estaciones de esquí en el arranque del fin de Semana Santa.

Ahora la principal preocupación es la calidad de la nieve. La fuerte subida de temperaturas ha provocado que a partir del mediodía la nieve sea primavera y de no buena calidad.

La montaña esta cubierta en un 75 % de nieve. Los hoteles para estos días registran una magnifica ocupación y todos los valles están entre el 80 y 90 %

Son 185 km esquiables con todas las estaciones abiertas

Astún 14 remontes 32 pistas y 41 km

Candanchu 24 remontes, 50 pistas y 41 km

Cerler 15 remontes 35 pistas y 36 km.

Formigal 20 remontes 43 pistas y 45 km

Panticosa 13 remontes, 32 pistas y 22 km

El tiempo será muy primaveral las próximas horas. El anticiclón cálido SIGUE HOY l viernes Sol y ambiente templado. Máximas de 20 a 25 grados en los valles, incluso 26 o 27º hasta en las zonas más bajas del Pirineo. Máximas de 30º en los valles de Sierra Nevada y de 25 en los del Sistema Central y la Ibérica. Hasta 20º-24º en los del Cantábrico.

Tendencia probable: El mismo tiempo soleado y caluroso se mantendrá para el sábado 23, con temperaturas de 2 a 5 grados más altas. Veraniego en los valles. No sé si la nieve aguantará... gran deshielo y crecida en el caudal de los ríos, torrentes y arroyos. Posible aumento de la nubosidad el domingo 24 por las sierras gallegas, Picos de Europa y la C. Cantábrica, sin descartar algunas lloviznas o débiles tronadas. El sol y el calor no abandonarán el resto de macizos. Mucha atención a las quemaduras por los rayos solares. Al menos utilizar factor de protección 20 o 25, que ya quema mucho.

CONSEJOS

Los aludes se han cobrado víctimas en la vertiente sur de los Picos de Europa (zona leonesa). Tras las nevadas de la semana pasada el domingo fue una trampa para quienes salieron de fuera pistas y además tuvieron mala fortuna. En los Pirineos persiste el riesgo alto (nivel 3) en todos los sectores por encima de 2.000 metros, con zonas de hasta nivel 4 en el Pirineo de Lleida, Andorra y Huesca por encima de 2.200 metros. Peligro que perdurará hasta el fin de semana, con una nieve más húmeda y pesada, más susceptible a resbalar ladera abajo al pasar esquiadores de travesía.

Comentarios