Santo dia de

Cristina Pérez

Cada día de nuestra vida, aunque usted no lo sepa, está marcado por el santoral que marca la Iglesia y por algún ?día de? que marca alguna organización mundial. Puede ser San Justo y ser el Día mundial De la higiene Bucal, y al dia siguiente San Marciano y el Día Internacional de las Grullas. Y si a uno le da por celebrar todas estas cosas, les aseguro, debe de andar estresadísimo. Es como para añadir páginas a nuestras maltrechas agendas y santificar nuestros días entre las hojas del calendario católico y las de la UNESCO por decir algo.

Y puestos a seguir en este ejercicio de abstracción, algo absurdo lo reconozco ¿ cómo eligen los dias?. Porque son capaces de agobiarnos haciendo que, sin ir más lejos, un día fuéramos como locos por el Día de la Poesía, otro el del teatro, otro el de las aves, otro el de ........pasando por otros más que ya no me acuerdo.

Convendría que alguien se dedicara por favor a elaborar un calendario donde junto a los dos o tres santos del día, constara qué Día estamos celebrando. Más que nada por estar informados y saber si nos toca a nosotros estar de fiesta o no. Por ejemplo, a la vecina del sexto no se le puede pasar por alto el Día Sin Sacudir las Alfombras a Destiempo; o al albañil que trabaja en la esquina debería de informársele, cuando es esa jornada que se celebra el Día de no Tirar Escombros Desde el Andamio Sin Avisar. O, por andar menos finos, a unos cuantos habrá que marcarles en la agenda el Día de Expresarse Normal Sin Vociferar. Y, luego, informar a cada uno del símbolo, lacito o lo que sea que deben de llevar para identificarse con ese día.

Entiéndanme la critica en su justa medida. Lo breve se agradece pero lo demasiado abundante cansa. Un martes dedicado a cinco causas es más de lo que podemos soportar. A esto súmenle que cada año también tiene su año, este por ejemplo, el de las Montañas.

En fin que el calendario, el uno y el otro, le sean propicios este fin de semana. Lo mejor es que elija el Dia Sin Pegar Golpe Para Llegar Al Lunes Fresco.

Comentarios