Los oscenses dicen no al terrorismo.

Numerosos oscenses, una vez más, han acudido a la llamada realizada por el ayuntamiento de Huesca y han participado en la concentración que se había convocado para rechazar el último atentado de ETA contra el concejal socialista de Orio, Juan Priede Pérez.

Como es habitual, el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, ha leído un comunicado en el que se rechazaba la violencia terrorista, y se apostaba por la democracia, la Constitución Española y los derechos inalienables del ser humano. Recordaba Elboj que lo que nos diferencia de los violentos es nuestra capacidad para sentir la vida como un derecho sustantivo, y nuestra facultad de protegerla desde la razón mediante la ley. Además, aseguraba que, cada vez que ETA atente, seguirá encontrándose a los ciudadanos oscenses, convocados ante el ayuntamiento, para mostrar su repulsa.

A la concentración, en la que se han guardado tres minutos de silencio, además de decenas de oscenses, ha acudido la corporación municipal, el subdelegado del gobierno en Huesca, Ángel Fernández, el delegado territorial de la DGA, Álvaro Calvo, el presidente de la Audiencia Provincial, Santiago Serena, el Fiscal Jefe, Felipe Zazurca, el comisario jefe provincial, Salvador Lucas Mantecón, además de alcaldes de otras localidades altoaragonesas, diputados provinciales y regionales, y representantes de sindicatos, asociaciones y otros colectivos ciudadanos.

El último asesinato de ETA ha sido condenado por todas las instituciones. El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, se trasladó ayer mismo a Orio para compartir estos momentos con la familia socialista y trasladarles la solidaridad de los aragoneses. El gobierno de Aragón, al igual que las Cortes aragonesas han condenado este atentado. Lo mismo hacía ayer la Diputación Provincial de Huesca mostrando su repulsa por esta situación. Indicaban, en una nota de prensa, que sólo desde la unidad política y social será posible superar uno de los principales problemas que atenazan y estrangulan las libertades básicas en el País Vasco. Otros partidos políticos y organizaciones sociales también han condenado el atentado que costaba la vida a Juan Priede. Por su parte, el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha asegurado que el terrorismo de ETA, antes de ser un problema político, es un problema moral, ya que en todos los países civilizados existe una ley que dice ?no matarás?.

Comentarios