La nueva piscina cubierta de Huesca une la estética y la funcionalidad.

Son los dos aspectos más importantes en los que se ha trabajado desde el proyecto hasta el desarrollo de las obras. Se están cumpliendo los plazos previstos en su construcción por lo que Huesca contará con una nueva piscina la próxima primavera. Clubes, deportistas, colectivos y Asociaciones de Discapacitados han visitado las obras para conocer los pormenores de una instalación que contará con un equipamiento de los más avanzados.

Desde el Ayuntamiento de Huesca se ha pensado desde un primer momento en que la nueva piscina puede cubrir las necesidades reales de los deportes acuáticos en Huesca, como ha señalado el presidente del Patronato de Deportes, Domingo Malo.

Los clubes, asociaciones y colectivos se han mostrado muy satisfechos de que se atiendan sus sugerencias para evitar que luego la piscina cubierta tenga unas deficiencias que no podrán subsanarse cuando esté finalizada. Este encuentro ha servido también para ratificar la preocupación que existe con un sector de la sociedad, como son los discapacitados, y con los que se ha contado especialmente a la hora de realizar el proyecto. Así lo ha señalado Francisco Ratia, Presidente de la Asociación de discapacitados de Huesca (CADIS).

La nueva instalación, que se espera este concluida en la primavera del año 2003, incluye dos vasos, gimnasio, cafetería, zona de espera, aula para clases teóricas, gradas para espectadores y un parking exterior. La ubicación, en el polígono 5, junto al campus universitario, ya que también dará servicio a la Universidad. El coste de esta obra asciende a 640 millones de pesetas y es financiada por el Ayuntamiento y la Diputación Provincial, que contribuye con una cantidad de 165 millones. De momento, se están cumpliendo los plazos previstos por la empresa Copeisa, encargada de la construcción de esta nueva piscina cubierta.

Comentarios