La Unidades de Montaña de la Guardia Civil han realizado 14 rescates en los dos primeros meses del año

La provincia de Huesca cuenta con 54 efectivos en las Unidades de Montaña de la Guardia Civil ubicadas en Jaca (16), Panticosa (6), Boltaña (14), Benasque (13) y Huesca (5). En lo que llevamos de año, durante el día han sido 11 intervenciones en Alta montaña y 1 en esquí, mientras que por la noche las 2 actuaciones han venido condicionadas por la escalada. Las consecuencias han sido 13 heridos leves y 5 ilesos. 2 rescates han sido a pie y 9 en helicóptero. Las actividades que padecen mayor número de intervenciones son en alta montaña, esquí, senderismo, escalada, barrancos, parapente, ala delta y aludes.

Durante la campaña invernal, las zonas de actuación de las Unidades de Montaña son los itinerarios en los picos más concurridos del Pirineo Aragonés, las travesías más frecuentes, los corredores de nieve dura-hielo o las cascadas de hielo. Las zonas de mayor incidencia son el Pico Aspe, Valle de Canal Roya, Respomuso, Góriz y el Macizo de Aneto y Madaladetas. Si hablamos de la temporada estival, estas actuaciones se centran en los barrancos de la Sierra de Guara, Góriz, Riglos, Ordesa y Aneto. Otras zonas de incidencia serían cavidades espeleológicas o zonas de baja montaña en las que se dan extravíos o pozos.

Los medios que utilizan estas Unidades son vehículos todoterreno y un helicóptero. Además poseen un Sistema de Transmisiones, con emisoras portátiles y bases con frecuencia de Protección Civil, del Cuerpo, y Genéfonos y cable para transmisiones en grandes cavidades; Medios de Estabilización de heridos, con camillas específicas para cada uso, férulas de inmovilización de extremidades, inmovilizador de columna y de cadera, collarines cervicales y cacolets; y un Cañón de iluminación para trabajos nocturnos. El equipo individual para la progresión de los socorristas en cada una de las actuaciones se compone de monos, casco y carburero, descensor de poleas, bloqueadores para progresión por cuerdas y arnés (Espeleología), neoprenos, descensores, bloqueadores y arnés (Barrancos), esquís y fijaciones de travesía, bastones, piolets y crampones técnicos para escaldada en hielo, y corredores de nieve y arnés (Montaña Invernal), además de material de escalada con pies de gato, cuerdas cintas express y un sistema de aseguramiento (Montaña Estival).

Formación anterior a su destino en una Unidad de Montaña

Los especialistas de la Guardia Civil realizan un curso de un año en el CAEM (Centro de Adiestramientos Específicos de Montaña) de Candanchú. En el mismo se abarcan todas las modalidades posibles de rescate así como vida y movimiento en montaña tanto estival como invernal, con fases específicas de escalada de alta montaña, espeleosocorro, primeros auxilios, socorro en barrancos, maniobras con helicópteros...

Formación posterior a su destino en una Unidad de Montaña

Mientras permanecen destinados en sus Unidades de montaña, los especialistas realizan un plan continuado de formación al objeto de mantener y mejorar su condición físico-técnica y de conocer perfectamente su demarcación montañosa, de manera que forma parte de su rutina diaria el realizar actividades de alta montaña. Además de este desarrollo diario de actividades, dos veces al año -una en invierno y otra en verano- los especialistas destinados en todo el área realizan conjuntamente prácticas de alta montaña y de rescate durante una semana. Por otro lado y organizado por el CAEM todos los años se imparten cursos de reciclaje y de perfeccionamiento.

Comentarios