El Ayuntamiento de Monzón quiere iniciar el encauzamiento del río Sosa con una inversión de 300 millones de pesetas

En la sesión plenaria convocada, para este lunes a las 21 horas, se deberá aprobar el anexo al Proyecto de Encauzamiento del Río Sosa e inicio del expediente expropiatorio de los terrenos afectados.

Para el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Monzón, esta obra es uno de los proyectos más anhelados en la presente legislatura y su importante inversión (300 millones de pesetas aproximadamente) cuentan ya con una dotación presupuestaria en el presente ejercicio por parte del Ministerio de Medio Ambiente (270 millones de pesetas para el año 2002), lo que permitirá la casi totalidad ejecución de esta importante actuación en el recorrido del río Sosa a su paso por la capital mediocinqueña. Para el propio Ministerio, esta es una inversión con carácter prioritario como lo demuestra la previsión económica fijada para el presente año, y de hecho va ser quien licite las obras, trámite administrativo que se espera sea ejecutado en este segundo trimestre del año.

En esta primera fase, la actuación comprende todo el paso del río desde el puente que acoge el paso de la carretera nacional 240 por el casco urbano, pasando por el puente viejo, el puente Juan de Lanuza hasta llegar algo más allá del puente de La Jacilla.

Prioritario para esta inversión es el inicio del expediente expropiatorio de los terrenos afectados, como son un inmueble existente junto al puente Juan de Lanuza, para adaptar la anchura del cauce a las medidas que estable la Confederación Hidrográfica del Ebro (que obliga a pasar de 22 a 26 metros de anchura) o la zona de la Avenida de Lérida que se vea afectada por la apertura de un ojo del Puente Viejo que desde hace muchos años permanece cerrado y ahora es obligatoria su reapertura por lo que se deberá entrar en terreno de la avenida mencionada en esa zona concreta.

Esta inversión cambiará totalmente la imagen de la ciudad en su zona más céntrica y vista, como también lo hará la creación de un lago artificial que almacenará agua procedente del puente Viejo hasta llegar al azur que se creará en el puente Juan de Lanuza. Dicho lago se ubicará en una parte de la ladera existente en la avenida de Lérida (tramo que conduce a la calle Juan de Lanuza). Desde el equipo de gobierno se tienen fundadas esperanzas de que las obras se encuentren muy avanzadas a la finalización del presente año y se destaca el alto grado de embellecimiento que va a tomar la ciudad en este céntrico entorno, además de lo muy positivo que resulta esta actuación desde el punto de vista medio ambiental, como así ha sido considerado por el Ministerio de Jaume Matas y por la CHE.

Comentarios