Los comerciantes de la Correría y la empresa del derribo de la Nevería sin punto de encuentro

Los comerciantes y vecinos de la calle Ramiro el Monje han solicitado al Ayuntamiento que obligue a la empresa que está efectuando el derribo de la manzana de la Nevería a habilitar un paso para peatones digno, que afecte lo menos posible al desarrollo comercial de los negocios de la zona.

Los vecinos y comerciantes de la Correría agradecen que el Consistorio mediara ante la empresa para que retirara un potente andamio que había colocado para llevar a cabo los trabajos de derribo de la manzana de Casa Vilas. Este andamio dejaba un paso mínimo de 20 metros de largo por menos de un metro de ancho y 1,80 de alto sin iluminación alguna, que disuadía a los viandantes de acceder a esta calle. Tras una conversación con el Alcalde, el Consistorio obligaba a la empresa a retirar esta estructura y era invitada a colocar otra que afectara menos a la actividad comercial de la vía.

Fuentes de la constructora, han señalado, que la empresa encargada del derribo había ejecutado de forma errónea el paso peatonal, pero el que figura en el proyecto aprobado en el Ayuntamiento, aunque mejora los materiales, es de dimensiones parecidas. El Consistorio, más bien la parte política de la institución, exige que se amplíe el paso, mientras que los técnicos de la empresa ven imposible llevar a cabo esa ampliación sin que corran peligro los peatones. No solo eso, durante parte del período de derribo no será posible que haya paso alguno, ya que las máquinas pesadas estarán entrando y saliendo en todo momento.

Los comerciantes entienden que haya una servidumbre por estos trabajos, pero exigen que en todo momento puedan seguir adelante con sus negocios. Las obras de derribo durarán 6 meses y algunos de ellos dicen que es imposible que durante ese tiempo permanezcan cerrados.

El Alcalde ha prometido a los comerciantes que habrá una solución a sus peticiones. En las conversaciones que ha llevado a cabo con la empresa del derribo ha exigido que se compagine seguridad y transitabilidad.

Comentarios