"El ejercicio de 2001 ha puesto a prueba nuestra capacidad de gestión"

El director general de Ibercaja, Amado Franco, ha destacado en su intervención ante la Asamblea General Ordinaria de la entidad la complejidad económica y financiera del ejercicio de 2001, ?que ha puesto a prueba la capacidad de gestión de toda la organización?, obteniendo unos logros satisfactorios, tanto por las cifras de balance como los obtenidos en la cuenta de resultados.

Según el director general de Ibercaja y ante el cambio de las variables macroeconómicas previstas, ?en los primeros meses del año se tuvo que optar entre adecuar los precios de nuestros productos de activo y pasivo a la nueva realidad financiera con el objetivo de defender los márgenes operativos, o apostar por un mayor crecimiento sin tener en cuenta la situación de tipos de interés que estábamos viviendo?.

Amado Franco ha recalcado que el ejercicio pasado fue bueno tanto en términos de volumen como en resultados, ya que ante todo ha sido uno año de ?gestión?, en el que la actividad diaria ha ido buscando el equilibrio entre el volumen y la actividad sin olvidar aquellos proyectos que están transformando radicalmente la Caja y que han sentado las bases para el crecimiento futuro

En torno a los nuevos proyectos ha enumerado en primer lugar la configuración de Ibercaja como una entidad de cobertura nacional; otro de los proyectos en marcha ha sido el desarrollo de las nuevas formas de distribución multicanal de productos y servicios que se plasma alrededor de cada oficina y, por último, la puesta en funcionamiento de las nuevas herramientas que exige la oficina del año 2000.

Amado Franco ha explicado que el Plan de Expansión que comenzó a finales de los ochenta se ha consolidado y ya existe la cobertura necesaria en Madrid, Cataluña y la zona levantina. De ahí que durante el pasado ejercicio se haya ralentizado la apertura de oficinas en esas comunidades. En esos territorios sólamente se han abierto nueve oficinas y otras tres de empresa.

En el año 2.000, ha recordado, la Caja adoptó la decisión estratégica de conseguir que su red de distribución tuviera una implantación nacional; este proyecto ha comenzado a ser una realidad en el 2001, con la apertura de oficinas en las ciudades de Cáceres, Oviedo, Valladolid, León, Sevilla, A Coruña, Palma de Mallorca, Palencia, Santander, Las Palmas, Gijón y Cuenca.

El director general de Ibercaja ha informado que, en pararelo a los proyectos de la nueva expansión y transformación de la red, a lo largo del ejercicio pasado se han dado pasos importantísimos en el desarrollo de los canales alternativos de distribución soportados en las nuevas tecnologías.

Un exponente de los nuevos canales ha sido el lanzamiento en el 2001 del servicio Ibercaja Directo, donde se agrupa todos los servicios de banca telefónica y electrónica. Este servicio cuenta ya con un número de contratos operantes que supera la media por cliente del sistema.

También ha confirmado el cumplimiento de los objetivos trazados en el campo del autoservicio y los medios de pago. Se han puesto en servicio nuevos cajeros automáticos hasta la cifra de 781.

Igualmente se ha referido a los terminales punto de venta que atienden los pagos con tarjeta, instalados en los comercios por la Caja, que ascienden a 21.000 y con una facturación que se ha incrementado a un ritmo del 21%

Por último, se ha referido al último proyecto de largo plazo conocido como Oficina 2000 que nació hace dos años y que se está implantado en toda la organización. Se trata de un nuevo concepto de oficina que requiere una sólida estructura tecnológica de canales y de sistemas.

Amado Franco, durante su intervención, ha explicado de manera pormenorizada el balance y la cuenta de resultados obtenida por la matriz y el grupo consolidado durante el pasado ejercicio, caracterizado por la desaceleración económica y la crisis de los mercados, situación que se acentuó a causa de los atentados del pasado 11 de septiembre.

Pensando en el próximo futuro y en este año en particular, el director general de Ibercaja ha señalado que ?nuestra eficiencia y competitividad van a depender del control que hagamos de los gastos y de la mejor utilización de los recursos que se integran en nuestra organización?.

Comentarios