Especial Félix de Azara: Los premios

En la convocatoria de 2001, el IV Galardón Félix de Azara ha correspondido a David Gómez Samitier, fotógrafo y naturalista.

En cuanto a los premios escolares, en categoría infantil, el primer puesto ha sido para el Colegio Francisco de Goya de Vencillón. CRA de Altorricón, por su trabajo Efectos positivos de los árboles. Los alumnos de Vencillón han elaborado un trabajo informático en el cual se explican los efectos beneficiosos de los árboles para el entorno, para ello han utilizado dibujos propios y está acompañado por sus voces y escritos. Han intervenido 11 alumnos de cuarto, quinto y sexto de primaria.

En categoría juvenil, se ha reconocido al I.E.S. Ramón J. Sender de Fraga, por su trabajo El río Clamor y su influencia en la calidad del agua del río Cinca. Este estudio se realizó dentro del programa "Globe", que agrupa a centros de todo el mundo y pretende recoger datos sobre variables medioambientales. En él se demuestra la negativa influencia de La Clamor para la calidad de aguas del río Cinca. El trabajo se acompaña de un póster en el que se analiza la contaminación orgánica en el último curso del Cinca, provocada, seguramente, por el vertido de purines en La Clamor.

Respecto, a los Premios para los medios de comunicación social, en categoría de medios impresos (prensa y revistas), el primer premio ha sido para la: Sección Zona Verde de Heraldo de Huesca. Eduardo Viñuales, nacido en Zaragoza, pero gran conocedor de la riqueza medioambiental de la provincia de Huesca, es el autor de esta sección de Heraldo de Huesca desde sus comienzos en el año 1995. Eduardo Viñuales trabaja en la dirección del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y destaca la necesidad de que los medios de comunicación se comprometan como divulgadores de los valores medioambientales y de los problemas que le acechan.

También se han entregado tres accésit. El primero a la Revista El Mundo de los Pirineos. Montaña, Cultura y Naturaleza, el segundo a la Revista La Tierra que todos desearíamos y el tercero a la Sección Aire Libre del Diario del Altoaragón, junto con una mención honorífica a la Revista National Geographic España.

En cuanto a las iniciativas ciudadanas o vecinales, el primer premio ha sido para la Parroquia de Lanaja, por su proyecto Lanaja pionero en el reciclaje de papel. Los vecinos de Lanaja pusieron en marcha, hace ahora 12 años, un proyecto de recogida selectiva de papel y de cartones. Un esfuerzo que los habitantes de la localidad realizan de manera altruista con el dinero que sacan por la venta del papel y el cartón se financian diversos proyectos solidarios en países de Iberoamérica con grandes necesidades, que gestionan las Hermanas Misioneras del Pilar, cuya fundadora, Esperanza Vitales, es natal de Lanaja. En un principio, un pequeño grupo de vecinos se encargaba de recoger todo el material y acondicionarlo para luego pesarlo. Ahora, cada vez son más los voluntarios que acuden todos los sábados al almacén del antiguo silo de Lanaja, cedido para este fin. El proyecto ha contagiado a otros pueblos de los alrededores como Alcubierre, Lalueza, Sella, San Juan, Cantalobos, Orillena y Sariñena, entre otros. Unas localidades que se han unido a la de los habitantes de Lanaja, unos vecinos llenos de ilusión, y que se convierten en unos activos conservadores medioambientales de esta bella zona de los Monegros.

También se ha otorgado un primer accési al: Consejo de la Sª de San Quílez y de Medio Ambiente, Asociación Buen Orache, Amigos de la Sierra y Asociación Benito Coll, por su proyecto La repoblación forestal en Binéfar: la importancia de la participación ciudadana. Y un segundo accésit: Fondo de Amigos del Buitre de Binaced, por su participación en el proyecto Gypaetus-percnopterus.

Además se han entregado otros premios a las entidades sin ánimo de lucro que desarrollen proyectos de formación, educación y sensibilización medioambiental. El primer premio ha sido para el Centro de Desarrollo del Somontano, por su proyecto Ríos y Riberas del Somontano. El Ceder ha elaborado unas unidades didácticas para todos los ciclos de enseñanza obligatoria que ha distribuido entre todos los colegios de la comarca del Somontano para que los alumnos conozcan el ecosistema de las riberas del río Cinca, también han incluido un archivador con metodología para el profesorado y un panel ilustrativo con el cuento "Ramón y la rana". En su redacción han intervenido, asimismo, 10 profesores de 8 centros educativos de esta comarca en representación de todo el colectivo. El accésit en esta categoría ha sido para la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, por su programa de educación medioambiental Conoce la Naturaleza de Aragón.

También se ha hecho entrega de cinco becas:

Iniciativas de cooperación entre el valle de Ossau y el Alto Gállego: implicaciones medioambientales, una gestión del espacio. Cazcarro Hernández, V. y Asín Cebollero, E.

Evaluación del territorio de la Franja Oriental de Huesca (sector Fraga-Monzón-Tamarite) y diagnóstico de la problemática ambiental de contaminación por residuos ganaderos. Martínez Casasnovas, J.A. y Cots Torrelles, R.

Valoración eco-pastoral de los pastos supraforestales del Valle de Aísa-Borau. Marinas Murillo, A.

Los humedales del sur de Huesca y sus aves acuáticas. Bafaluy Zoriguel, J.J.

Aproximación a un modelo sostenible de gestión integral de purines y deyecciones ganaderas. Aplicación a la comarca del Somontano de Barbastro. Cortina Pallas, J.L. y Yánez Lesaca, A.

Por último, en lo referente a ayudas a la edición el proyecto editorial seleccionado es Guía Naturalística del Bajo Cinca. PRAMES, S.A.

Comentarios