Un año después de la tala del parque, el Miguel Servet se encuentra en plena remodelación.

Aunque con varios meses de retraso, se ejecutan en estos momentos las obras de la parte nueva donde se va a aplicar el proyecto de Batllé y Roig. Además se está realizando un importante clareo de los árboles y está pendiente la remodelación del parque bar.

En marzo de 2001 la motosierra comenzaba a pasar por sus dientes 200 árboles de la parte nueva del parque. En tan sólo días desaparecían cuatro hectáreas de arbolado, que se eliminaba por motivos de seguridad, puesto que los técnicos aseguraban que estaban mal plantados. La zona ha sido un erial durante meses, a la espera de que arquitectos, ayuntamiento y empresas constructoras coincidieran. En estos momentos, los trabajos avanzan a buen ritmo para desarrollar un proyecto que supondrá 652 mil euros (108,5 millones de pesetas). Ya se ven claramente las gradas de lo que será un anfiteatro de césped. También el cambio que va a sufrir la zona de los plataneros, con una pérgola que lo atraviesa. Se está preparando además el terreno donde en los próximos días van a comenzar las plantaciones de aquellas especies de primavera.

Además se está invirtiendo 832 mil euros (5 millones de pesetas) en la poda de los árboles de la zona vieja, el lugar donde actualmente se ubican los columpios en el parque Miguel Servet. Unos trabajos que están sirviendo para sanear los árboles de ramas y piñas viejas, lo que está favoreciendo que entre algo de luz en la zona y sobre todo, el control de la población de estorninos.

El ayuntamiento planea además nuevas inversiones en este gran centro verde de la ciudad. En concreto, para la próxima actuación, se mira al parque bar. Y es que sus árboles se encuentran enfermos, en su mayoría huecos, por lo que se pretende sanear la zona y llevar allí un nuevo proyecto. Esta iniciativa viene ya del año pasado. Quedó sin ejecutarse en un primer término porque no hubo ninguna constructora que se presentó al concurso de obra, y después porque fue necesario desviar la partida de 20 millones prevista para las incidencias de la parte nueva.

Comentarios