El contingente español al completo inicia la misión en Afganistán

Tras un mes de traslados, el contingente español, formado por 350 efectivos, la mayoría aragoneses, se encuentra ya al completo en Afganistán, para participar en la ?Operación Fingal?. Para el trasladado del contingente han sido necesarios seis aviones Hércules, un T-17 y diez Antonov.

El pasado domingo 56 militares del Ejército de Tierra llegaban a Kabul, completando el despliegue de tropas españolas en la ?Operación Fingal?, la más ambiciosa, complicada y lejana de nuestras Fuerzas Armadas en su época moderna. La preparación y proyección ha sido laboriosa y difícil. Durante más de dos meses se han abordado dos fases en las que se ha estudiado meticulosamente el personal, el equipo, el material y su preparación, para seguidamente abordar lo más complicado, su posterior envío hasta Afganistán.

La situación del aeropuerto de Kabul, donde al tiempo que aterrizaban aeronaves se tapaban agujeros de impactos en las pistas o se determinaban los accesos, junto con una mala climatología que obligaba a cerrar las instalaciones, ha provocado retrasos que afectaban, sobre todo, al alquiler de los escasísimos aviones rusos. Por otra parte, la entrada de personal en la zona de operaciones debía ser perfectamente planificada.

La comunicación entre la zona de operaciones y la Agrupación de Apoyo Logístico 41 de Zaragoza ha sido febril. A la vez que los traslados desde España hasta Afganistán han sido toda una aventura. Los Antonov utilizaban una ruta de 14 horas, mientras que los soldados que viajaban en Hércules han empleado dos días y medio en llegar.

Un mes después de iniciarse la proyección ha concluido con éxito. 350 hombres y mujeres españoles están listos para desarrollar la misión encomendada por el Gobierno a las Fuerzas Armadas.

Comentarios