El Gobierno de Aragón llama a una nueva movilización contra el trasvase

Será el próximo 23 de abril, coincidiendo con el ?Día de Aragón?, en la Plaza del Pilar de Zaragoza cuando los aragonesas volverán a manifestar su rechazo al trasvase del agua del Ebro a otras cuencas. El Gobierno de Aragón quiere hacer llegar a la opinión pública su convicción de que sigue siendo posible frenar las intenciones del Gobierno central después de que la sociedad aragonesa volviese a dejar claro en Barcelona que no quiere este Plan Hidrológico Nacional.

Todas las formaciones políticas presentes en la multitudinaria manifestación desarrollada en la Ciudad Condal este domingo, han coincidido en valorar la unidad registrada contra esa obra, pilar sobre el que se asienta el Plan Hidrológico Nacional. Las discrepancias referidas a otros proyectos, como algunas regulaciones en los ríos altoaragoneses, se dejaban para otro momento.

Se había apelado a la unidad de todos los aragoneses en un frente común al Plan Hidrológico Nacional en lo que se refiere al trasvase de agua del Ebro. Lo solicitado se convertía en realidad en una nueva, es la séptima, movilización orientada a mostrar al Gobierno central la oposición existente a dicha obra.

Todos coinciden en la importancia de abordar en otro momento las diferentes posturas en torno a algunas obras incluidas en el Pacto del Agua de Aragón, como los embalses de Santaliestra y Biscarrués, y el recrecimiento de Yesa. Se habla, por ejemplo, de la Comisión de Actualización del citado Pacto.

Este domingo era de movilizaciones en Barcelona, Zaragoza y Teruel. Se ha echado en falta la convocatoria de una concentración en Huesca. Desde la organización de la manifestación de la Ciudad Condal se pensaba en unir esfuerzos, centrándose en el desplazamiento a Barcelona.

Comentarios