Más de 6.000 familias altoaragonesas pendientes de las ayudas al olivar.

ASAJA Huesca demanda al Gobierno de Aragón una valoración definitiva de los daños que se producían en el sector olivarero de Huesca, con las heladas de diciembre y enero, y poder hacer frente de inmediato a las pérdidas de los productores. En el Alto Aragón, hay 10.000 hectáreas de secano dedicadas a este cultivo. Otras 1.250 son de regadío. En ambos casos repartidas por las comarcas de la Hoya de Huesca y Somontano de Barbastro.

El sector olivarero en Aragón produce el 1 por ciento del aceite español. Su valor económico es de 27 millones de euros. Se incide, más que en estas cifras, en su valor social por su contribución al asentamiento poblacional en zonas deprimidas de Huesca y del resto de Aragón. Las bajas temperaturas de diciembre y enero provocaban daños en la cosecha de 2001, la muerte de ramas jóvenes, e importantes perjuicios en árboles adultos y plantaciones jóvenes.

ASAJA Huesca ha programado una Jornada del Olivar para el viernes, 22 de marzo, en Barbastro con el fin de analizar la actualidad de este sector.

Se demandan ayudas directas a los productores y a las cooperativas para nuevas plantaciones y reestructuración, mantenimiento de las ayudas de producción al aceite de oliva, reducción de los módulos del IRPF de aceituna de mesa y almazara, condonación de las cuotas de la Seguridad Social (REASS y RETA), condonación del IBI en municipios afectados, aplazamiento de las anualidades de créditos ya existentes por planes de mejora, agilización de los regadíos sociales para leñosos, producción integrada también para el olivar, y ampliación de las ayudas agroambientales a los territorios afectados por las heladas, menos restrictivas que la actual medida 346, que contempla sólo el Bajo Aragón.

Comentarios