Seis de cada diez consumidores españoles no confían en las garantías de calidad y seguridad alimentaria

Según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), seis de cada diez consumidores españoles no confían en la calidad y seguridad alimentaria y recelan de los organismos responsables de las mismas. Esta situación, en opinión del director general de Consumo del Departamento de Salud, Consumo y Servicios Sociales del Gobierno de Aragón, Florencio García Madrigal, debe llevar a las instituciones "no solamente a facilitar la comunicación de posibles riesgos, sino a establecer procesos de control transparentes".

En la jornada que, dentro del ciclo Aulas de Formación en Consumo, se ha dedicado a analizar la seguridad alimentaria en la Unión Europea, se ha puesto de manifiesto que los consumidores europeos desconfían más de los mecanismos de protección de países ajenos que cuando se suscita el litigio en el propio. Según ha explicado Florencio García Madrigal, una encuesta de la Comisión Europea señala que "las asociaciones cumplen un papel decisivo a la hora de facilitar información a los consumidores y de representar sus intereses, dado que el 72% de los consultados confían más en estas entidades que en las autoridades administrativas".

A pesar de ello, el director general de Consumo ha reconocido que cada vez se perfeccionan más los mecanismos de vigilancia en los distintos niveles administrativos para garantizar la calidad de los productos y la seguridad de los consumidores, fruto también de una mayor sensibilidad en estos temas. Así, ha recordado que el Departamento de Salud, Consumo y Servicios Sociales del Gobierno de Aragón dispone de una red de inspección para el control de la higiene y salud alimentaria que incluye varios centenares de inspectores (farmacéuticos y veterinarios) así como la propia inspección de Consumo.

En Aragón, según la memoria de la Dirección General de Consumo, en 2001 solamente se presentaron 97 denuncias en materia alimentaria, lo que representa el 7% de todas las interpuestas.

A partir de la reunión de hoy, los técnicos de ambas vertientes trabajarán en concretar un modelo de semaforización para plantearlo con detalle al prefecto de los Altos Pirineos. Si hoy la delegación aragonesa estuvo encabezada por el director general de carreteras, José Luis Abad, el póximo viernes la propuesta más concreta será trasladada por el consejero de Obras Públicas, Javier Velasco.

Los servicios de inspección de la Dirección General de Consumo, además de las casi 1.200 acciones de control de precios, llevaron a cabo 717 actuaciones en el sector de la alimentación, tomando 280 muestras de alimentos. Como resultado se dictaron en total 135 actas positivas. Los motivos más frecuentes de sanción (16%) fueron las condiciones incorrectas de venta, y las adulteraciones y fraudes en la calidad (7'1%), seguidas a mayor distancia por el fraude en el peso o en el precio (2'4%). De las 280 muestras de alimentos analizadas, 44 dieron un resultado incorrecto (16% sobre el total), dándose el mayor porcentaje de irregularidades en los productos de origen animal, seguidos de los de confitería.

Comentarios