Se presenta en Huesca el Instituto Aragonés del Agua.

El consejero de Medio Ambiente, Víctor Longás y el director de este instituto, Javier Sánchez, acercan hoy hasta el Altoaragón los detalles de esta nueva entidad de reciente creación, que pretende encargarse de un elemento tan básico como importante para el desarrollo de la Comunidad: el agua.

El Instituto Aragonés del Agua nacía a finales del pasado año, como un instrumento para ponerse a la vanguardia en gestión y participación en materia hídrica. Una puesta en marcha tras lo que el Gobierno de Aragón ha calificado como un ?amplio proceso de consulta con los diferentes colectivos? implicados.

El Instituto del Agua está presidido por el consejero de Medio Ambiente, y un consejo de dirección que está compuesto por el director del Instituto y el de la oficina, junto a nueve vocales nombrados por el Gobierno de Aragón.

Esta entidad pretende llevar a cabo su trabajo dividido en cuatro unidades: relaciones institucionales, planificación, calidad y uso eficiente del agua y coordinación interadministrativa. Todo ello se traduce en asuntos concretos como el desarrollo de los planes y la ejecución de obras de abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas residuales, y la prevención de inundaciones. El instituto se encarga también de la recaudación del Canon de Saneamiento, una tasa que paga el consumidor por el uso de la depuradora. En el plano político, el Instituto se crea para defender los intereses hidráulicos de Aragón en todas las actuaciones que le afecten.

Para llevar todos estos objetivos a la práctica, el Instituto Aragonés del agua nace con un presupuesto de cerca de 54 millones de euros (casi 9 mil millones de pesetas), lo que supone un incremento del 35 % respecto a la suma de las dotaciones de la Dirección General del Agua y de la Junta de saneamiento, organismos que hasta ahora se encargaban de la gestión del agua en Aragón.

Comentarios