El derribo de Casa Vilas ya tiene licencia.

La empresa encargada del derribo de la manzana de Casa Vilas comienza a trabajar el próximo lunes. A primera hora del 18 de marzo se empezarán a colocar los andamios y, a partir de allí, los trabajos se desarrollarán a lo largo de los próximos 6 meses, con lo que a final del verano está previsto que la zona se haya convertido en un Solar.

Hasta llegar a este momento han sido necesarias multitud de reuniones, discusiones, operaciones de compraventa y, finalmente, la decisión del Consistorio de declarar en ruina la manzana. Eso obligaba a dejar sus puestos a dos comerciantes que estaban alquilados en los bajos de las edificaciones. En estos momentos ambos han cobrado una cantidad de dinero en concepto de indemnización y han firmado un documento por el que se comprometen a no emprender acciones judiciales contra la propiedad.

De forma paralela al derribo se trabajará en la constitución de la Junta de Compensación, ya que todos los propietarios están de acuerdo en ello. A pesar de esta unanimidad de intereses será necesario esperar hasta que se pueda entrar a construir, ya que habrá que proceder a efectuar la oportuna excavación arqueológica a que obliga la ley. Tras la excavación, proyecto, licencias, trámites... En total no menos de dos años para que la zona quede adecentada.

Pero lo más cercano es el derribo, el cual se inicia el próximo lunes. Los trabajos afectarán a la circulación, pero menos de lo que se esperaba. El Coso Bajo no deberá ser cortado y la calle Vidania será de doble sentido para permitir las trabajos de carga y descarga. Así mismo se habilitará un paso de peatones cubierto en la calle la Correría.

Comentarios