Poderosos Catedráticos los de Medicina.

Luis Laiglesia

Por el interés de un grupo de catedráticos, Huesca va a perder los estudios de Medicina. La ciudad verá como, por la decisión de la Univesidad de Zaragoza, se deja a la ciudad sin la carrera que más demandan los estudiantes.

Las claves de la decisión hay que buscarlas en la todopoderosa Facultad de Medicina, Facultad que, junto con la de Veterinaria, tienen un peso específico más que considerable en la Universidad. Nadie osa enfrentarse a estos dos mastodontes, ni el rectorado ni la Consejería de Eduación y Ciencia, más cuando estamos a un año de elecciones en la universidad y en la autonomía. Es por ello que si los catedráticos de Medicina de Zaragoza han dicho que el primer ciclo de medicina desaparezca en Huesca, así será.

Si me apuran, la medida puede utilizar la coartada de la ordenación universitaria, pero no encuentra explicación en Huesca. Cuando se está vendiendo la descentralización universitaria este es un capítulo que echa por tierra el esfuerzo que hasta ahora ha hecho el equipo rectoral.

Si recuerdan una de las conclusiones del Libro Blanco de la Universidad Aragonesa elaborado por la Catedra UNESCO, decía que la Universidad vive de espaldas a la sociedad, sin atender sus demandas. El capítulo de la supresión de medicina en Huesca abunda todavía más en este aspecto. Huesca necesita carreras con demanda, buena parte de las que posee en estos momentos a duras penas logran cubrir la oferta de plazas, y la eliminación de estos estudios es un bofetón si parangón a la sociedad oscense.

A este asunto solo ven los gestores universitarios consultados una salida real, que Huesca proponga una solución imaginativa como la que se ha elaborado en el caso de Turismo.

Cierto es que debemos ser posibilistas y más positivos, encontrar una salida a corto plazo para un problema que se plantea ya. Pero no por ello debemos perder de vista el maltrato que esta Universidad, la de Zaragoza, está dando a este campus, el de Huesca, con la medida apuntada.

Ello vuelve a abonar el terreno para que se vuelva a hablar de las ansias independentistas de Huesca en materia universitaria. Alguno de los interlocutores universitarios con los que uno ha consultado recuerdan que el Colegio Universitario de Huesca es uno de los pocos que no se ha constituido en Universidad Autónoma: Algo está claro, la Universidad de Huesca ni se hubiera planteado la extinción de medicina.

Comentarios