Escrivá de Balaguer será proclamado santo el próximo 6 de octubre

El fundador del Opus Dei, el beato José María Escrivá de Balaguer, será proclamado santo el próximo 6 de octubre, en el año en el que se cumple el centenario de su nacimiento. La fecha fue fijada en la jornada de ayer en un consistorio de cardenales, reunido en el Vaticano y presidido por el Papa Juan Pablo II, en el que también se fijaron las ceremonias de canonización de otros ocho beatos, entre ellos el español Alonso de Orozco.

El responsable de comunicación del santuario de Torreciudad, Manuel Garrido, señalaba que se trata de una noticia importante ?no sólo para Barbastro, sino también para el Alto Aragón? y apuntaba que a partir de ahora ?comenzarán los preparativos de esta jornada y se intensificarán los actos conmemorativos del centenario de su nacimiento?.

El establecimiento de la fecha de canonización de Escrivá de Balaguer pone el punto y final a un proceso que comenzó en 1981, seis años después de su muerte en Roma. El fundador del Opus Dei será proclamado santo en el año en el que se celebra el centenario de su nacimiento. Garrido destacaba que ?estamos asistiendo a un acontecimiento histórico enmarcado dentro de otro acontecimiento?, y que el próximo 6 de octubre se espera ?superar con creces la cifra de doscientas mil personas que asistían hace diez años en Roma a la ceremonia de beatificación?.

El milagro que permitirá a Escrivá de Balaguer convertirse en santo se produjo en la persona del médico extremeño Manuel Nevado Rey, de 69 años, cuya devoción hacia el beato consiguió curar una radiodermitis crónica, un cáncer que le había obligado a abandonar el trabajo y del que la ciencia actual no conoce ningún caso de curación.

El responsable de comunicación de Torreciudad también explicaba que ?pocas horas después de conocerse la noticias, ha habido ya muchas llamadas de barbastrenses y aragoneses que han manifestado su intención de desplazarse el próximo 6 de octubre a la plaza de San Pedro del Vaticano para vivir en directo la ceremonia de canonización?.

Comentarios