¡Centimeros!

Cristina Pérez

Ya nada será lo mismo. Por mucho que nos empeñemos en seguir dando cifras en pesetas porque, no nos engañemos, todavía no nos aclaramos en euros; por mucho que al acabar una cifra sigamos poniendo pts en lugar de ? y por mucho que sigamos buscando en la etiqueta de los precios las pesetas...ya nada será lo mismo.

Hay que dejar paso al futuro y eso supone cambiar de moneda y, además, cambiar de expresiones que hemos ido acuñando durante décadas y que, hoy por hoy, no tienen ningún sentido.

Sin ir más lejos cuando su cuñado no se estire nada el día de su cumpleaños nunca más le podrá decir ¡pesetero!, pruebe a cambiarlo por ¡centimero! Y verá que no suena igual. La peseta ya no es de curso ni legal . Menos mal que los empresarios de nuestra provincia aseguran que todos valoran de forma positiva la introducción del euro y que, incluso, no se ha incrementado como se esperaba el pago con tarjetas de créditos, sino que los clientes seguimos pagando con las monedas de colorines y los billetes. Y, además, aseguran todos, que cuando uno viaja a los paises de la Unión Europea se siente europeo. Eso debe de ser lo mejor: sentirse europeo. Con moneda europea, matricula europea y ¡¡quién sabe!! quizá en un futuro dicen que Constitución europea!!.

Pero sin la peseta. Y andan las plañideras todavía soltando lágrimas en el entierro y andan los abuelos acordándose de cuando la peseta era de papel y anda la gente muy joven volviendo a recuperar las sumas de decimales.

Esto dentro de unos meses será pura anécdota y hasta empezaremos a pensar en euros y no a acudir cada dos por tres al cajero automático porque nos quedamos cortos. Pero nunca nadie podrá llamar a su cuñado pesetero y la ?rubia? no será la ?rubia? más bien la ?pelirroja? teniendo en cuenta el coloracho del céntimo.

En fin que el euro ya no reina ?ex aequo? con la peseta, vamos, que reina en solitario. Y reina sobre un buen puñado de paises, con lo que su poder es absoluto.

Asi que olviídese por favor de la peseta y piense en euros. Si es capaz de lograrlo dénos la fórmula porque, lo que es yo, la del seis no la acabo de dominar

Comentarios