Los proyectistas del Teatro Palacio Multiusos proponen reducir el auditorio.

Mientras algunos organizadores de eventos culturales piden que se amplíe el aforo del futuro auditorio de Huesca, los redactores del anteproyecto, el estudio Cano Lasso, proponen que se reduzca el número de butacas, pasando de las 750 iniciales a 500, con el fin de que los materiales que se empleen en la construcción sean de calidad.

El problema es el presupuesto con que cuenta la ciudad para ejecutar una obra de semejantes dimensiones.

Diego Cano Pintos, responsable directo del proyecto ganador del concurso que convocó el Ayuntamiento, asegura que dicho presupuesto es demasiado limitado para las necesidades que plantea el Consistorio. Se quiere hacer un gran auditorio, uno de 700 plazas lo es, y además se plantea una serie de servicios anexos, además un recinto multiusos para poder celebrar ferias.

Cano Pintos no plantea un aumento del presupuesto, pero sí que lo que se haga sea de una calidad aceptable, por ello no descarta la reducción del aforo del auditorio.

El jurado elegió al estudio de Cano Lasso como ganador, pero también hizo un par de sugerencias para mejorar el proyecto. La primera de ellas consistía en la apertura de una segunda entrada, además de la de la zona sur que proponen los ganadores. Por otra parte se pedía una variación de los materiales exteriores para que se adaptaran a los rigores climatológicos de Huesca.

Diego Cano Pinto ha dicho que todo es negociable pero quiere que se respete la filosofía del proyecto inicial.

En cuanto a los materiales, ha explicado, que tanto en el caso de las chapas de acero, como en el del cristal utilizado en los dos recintos del multiusos, se trata de tan solo recubrimientos que no van a influir en la temperatura interior.

La apertura de una nueva entrada por Avenida de los Danzantes es una posibilidad, pero el acceso principal debe seguir siendo, dice el arquitecto, por la zona sur, ya que este lo realizarán los visitantes, en su mayoría, utilizando el coche.

Comentarios