La carrera de más demanda del campus de Huesca comienza su extinción el próximo curso.

Los estudios de medicina en Huesca inician el próximo curso el proceso de desaparición. Se esperaba que este asunto hubiera ido a la próxima Junta de Gobierno de la Universidad de Zaragoza, pero el punto se ha caído a ultima hora del orden del día. Mientras tanto el Partido Aragonés de Huesca ha comenzado una batalla política para detener la extinción de estos estudios en el campus oscense.

Para el PAR la medida, de llevarse a cabo, sería una barbaridad, ya que sería eliminar la carrera de Huesca que más solicitudes ha tenido en el último ejercicio. Hasta 203 estudiantes solicitaron su ingreso en estos estudios en 2001 para las 55 plazas que se ofertaban, un verdadero record si contamos con que muchos de los estudios ni siquiera lograron cubrir su plazas.

En su día un acuerdo unánime de las Cortes planteaba que medicina tendría antes de su eliminación su recambio en una licenciatura, sin especificar cual. Un mandato que la Universidad no parece dispuesta a respetar, pero que el PAR, a través de su Diputada, Montserrat Costa, vuelve a poner encima de la mesa. Recuerda que el Gobierno de Aragón es quién financia la Universidad y el que paga algo tendrá que decir en el ordenamiento académico.

La Facultad de Medicina de Zaragoza no está por la labor de dar continuidad a los estudios de Huesca, cuyo centro es una Delegación de esta. Además tampoco va a asumir las plazas que desaparecerán, tan solo ha previsto un aumento de 30 respecto a este año, por lo que se pierde una oferta global de 25 plazas en Aragón.

En el campus de Huesca hay malestar entre los estudiantes y profesores. Estos últimos son más de una veintena. Se dice que la supresión de medicina se ejecuta para no duplicar titulaciones con las ya existentes en Zaragoza.

La pregunta generalizada es si también se irá a la supresión de Magisterio o Enfermería, titulaciones que también se cursan en Zaragoza.

Comentarios