Especial Casco Antiguo- Servicios

Una de las quejas constantes de los vecinos y comerciantes del Casco antiguo oscense, y uno de los motivos que obliga a que cualquier oscense se lo piense dos veces a la hora de vivir en la parte antigua de la ciudad es la falta de servicios.

Cualquiera de aquellos que en estos momentos son indispensables a la hora de crear una nueva urbanización en la ciudad, brilla por su ausencia. Y en primer lugar hay que hablar de zonas verdes. Áreas que como punto de encuentro son sustituídas en el casco por multitud de plazas. Pero al mismo tiempo bien por motivos de limpieza, seguridad, iluminación o tráfico, estas plazas no son muy utilizadas por la ciudadanía como un lugar donde leer, pasear con los niños, o tomar la fresca.

Los centros de salud se han ido ubicado por los ensanches de la ciudad, lo mismo que las instalaciones deportivas.

Tanto los vecinos, como sobre todo los comerciantes echan de menos aparcamientos, una situación que cada vez se complica más. También los viejos empedrados y la morfología antigua de algunas calles hace que su reparación no sea tan sencilla como en otras zonas de la ciudad. Además, al tratarse de zonas que no son tan transitadas, las instituciones parecen olvidar el estado de algunas calles como éstas.

Eso por no hablar de molestias tales como la marcha que de jueves a domingo ofrece acompañamiento sonoro a los vecinos que se encuentran en las plazas y calles por las que pasan los jóvenes oscense.

Son estos algunos de los motivos que hacen que el casco, a pesar de ser el núcleo de la ciudad, sea sorteado por los oscenses en sus recorridos habituales y casi exclusivamente sean los vecinos del barrio quienes vemos por sus calles. En general, al Casco antiguo no se va; como mucho se pasa por él.

Comentarios