El presupuesto municipal de Huesca será este año de 5.600 millones de pesetas

El equipo de gobierno municipal ha presentado un borrador presupuestario contenido en el gasto y que atiende exclusivamente los proyectos prioritarios de cada área y a las obras ya iniciadas.

El Concejal de Hacienda, Domingo Malo, explicaba que el retraso en la presentación de este documento ha sido debido a la adaptación al euro y al debate interno de los concejales del Equipo de Gobierno. Cada uno consideraba que sus proyectos eran fundamentales, por lo que exigía la consiguiente financiación de los mismos. Pero el problema es que la capacidad económica del consistorio es limitada y ha habido que realizar un encaje de bolillos, o un trenzado de cintas, decía Domingo Malo, al modo del que llevan a cabo los Danzantes el 10 de agosto. Trenzado en el que el Presidente de la Comisión de Hacienda ha actuado de Repatán.

Las inversones de estos presupuestos ascienden a poco más de 1000 millones de pesetas. Inversiones que, en buena medida, van a ir a parar al pago de la obra iniciada, casi 600 millones de pesetas.

Así entre las inversiones destacan los 60 millones para la expropiación, derribo y urbanización del Paseo Lucas Mallada, las actuaciones en los Municipios Incorporados, 40 millones, los 50 millones que de nuevo se destinan a los Polígonos Industriales o las construcción de las Naves Nido, proyecto que el Concejal de Fomento, Javier Callau, ha logrado sacar adelante, a pesar de que no entraban en las prioridades del tripartito.

Un dato llamativo es que la partida que provenía de la DGA con destino al Palacio de Congresos se va a redistribuir para acometer otros proyectos más cercanos en el tiempo.

Además se atienden pagos plurianulaizados destinados a la compra del Seminario, a la ejecución de obras como el Museo de Arte Contemporáneo, a la Piscina Cubierta o al Centro de Interpretación Turística del Mercado Municipal.

Se propone para la financiación de estas inversiones también la venta de patrimonio, algo a lo que se oponía, en principio, el concejal de Urbanismo, Jesús Pérez Navasa. Por el contrario Pérez Navasa ha logrado sacar adelante una vieja aspiración personal: constituir una Sociedad Municipal de la Vivienda que gestione el patrimonio inmobiliario municipal que, tras la firma de los convenios urbanísticos planteados en Huesca, se cifrará en 4.000 millones de pesetas.

El borrador presupuestario ahora deberá ser debatido con la oposición para proceder a su aprobación en un Pleno Extraordinario a celebrar el próximo mes de marzo.

Comentarios