La Ley del Pirineo puede contemplar las normas de seguridad en pistas

La seguridad de los esquiadores, el uso del casco, la necesidad de controlar la salida de pistas, la masiva llegada de las tablas de snow, el mal uso de los trineos u otros materiales para deslizarse , son aspectos que también forman parte del mundo de la nieve, aunque en su lado negativo. Una vez más la cadena de accidentes, en esta ocasión en el Pirineo Catalán, vuelve a poner sobre la mesa la necesidad de crear un sistema de seguridad para que un día de esquí no acabe en tragedia.

Aunque existen recomendaciones en pistas y la propia FIS cuenta con un decálogo de uso de las estaciones por parte de los esquiadores, hoy por hoy, no existen medidas que puedan obligar a un usuario a llevar casco.

Antonio Llano, experto en temas de nieve y hasta hace unos días gerente de Nieve Aragón, tiene las esperanzas puestas en la futura Ley del Pirineo que podría convertirse en el marco que acoja este capitulo.

Por otro lado son las propias estaciones de esquí las que, también, aseguran sentirse muy preocupadas por este aspecto, al no tener ninguna potestad más allá de los remontes a la hora de obligar a seguir esta normativa de seguridad.

Angel González Pieras, consejero delegado de Panticosa, ha señalado que ?la Ley del Pirineo debe ser el marco en el que se recojan los derechos y deberes de los usuarios de las estaciones, los planes de seguridad y sobre todo, las sanciones que se puedan aplicar a los infractores de las normas de seguridad?.

Mientras tanto estaciones catalanas piensan reunirse en las próximas horas para estudiar la posibilidad de que la administración autorice la presencia de agentes de policía en las pistas con medidas más significativas.

Comentarios