El clima, dueño y señor.

Alberto Cebrián

Ya se apunta algún dato sobre las pérdidas en el secano oscense por culpa del tiempo. Un veinte por ciento de los cultivos, aunque lloviera en los próximos días, no podrán recuperarse ya. Las bajas temperaturas de diciembre-enero, la escasez de lluvias en los últimos meses,... son los causantes de esta situación que tiene su paralelismo en el regadío, al menos en cuanto a inquietud, porque las reservas de agua en los embalses están muy por debajo de lo deseable.

Siempre ha estado el agricultor y el ganadero pendiente de las inclemencias atmosféricas. Temporada tras temporada, sequía, pedrisco, viento, heladas,... son fenómenos presentes en el Alto Aragón, en mayor o menor medida, pero siempre presentes.

De allí que en multitud de foros y respecto a la escasez de agua, se incide en la importancia de llevar a cabo las obras de regulación hídrica incluidas en el Pacto del Agua de Aragón. En la Asamblea de Riegos del Alto Aragón, en la de Usuarios de la Confederación Hidrográfica del Ebro, en la de ASAJA Huesca, en la Semana Agraria de los Monegros organizada por UAGA, y, también, en la Comisión Ejecutiva de la Cámara Agraria del viernes y en la Asamblea del Canal de Aragón y Cataluña del domingo, se ha insistido y se insistirá en esta cuestión.

El Pacto del Agua, recordamos, fue aprobado por unanimidad en las Cortes de Aragón en el año 1992; en el momento presente cuenta con el respaldo de una mayoría muy importante de la cámara. Por este motivo, no se acepta en los foros anteriores la tardanza en la ejecución de los proyectos.

De lo contrario, en buena parte del territorio altoaragonés, el tiempo seguirá siendo dueño y señor.

Comentarios