Si no por ti...por mi

Cristina Pérez

No fumes, no bebas, conduce con prudencia , utiliza el cinturón de seguridad, si esquia el chaval pónle casco...el mundo está lleno de recomendaciones como estas que no buscan otra cosa que fomentar una vida más sana y más segura. Pero estamos pasando de las recomendaciones, digamos generosas hacia los demás, a las que tienen un carácter más egosita. Porque no queda otro remedio. Porque si el amigo de turno no quiere dejar de fumar, por lo menos lo tendrá que hacer por los consumidores pasivos de tabaco; si el otro se empeña en quebrarse la salud a base de rociarla con alcohol, por lo menos, antes de conducir que aparque la botella por los demás. Si no es por ti, hazlo por mi.

¿Y lo de la seguridad en las estaciones de esqui?. Pues deberia de ser como en la carretera. Con normas, con agentes de tráfico dispuestos a que nadie se salte un stop o adelante en continua en un intento de que la carretera no se convierta en un territorio kamikaze. Porque cuando un director de estación pretende ejercer el derecho de admisión en sus pistas a un esquiador que está poniendo en peligro la vida de los demás y no puede, quiere decir que hay un catálogo de carencias en la normativa que nadie se decide a ordenar.

Si usted no quiere ponerle a su hijo el casco piense en la cantidad de problemas graves que podria evitar en un golpe con otro esquiador, pero es su decisión. Pero si rebasa la velocidad recomendable, si no mira a los que comparten con usted la pista, si no ata su fijación a la bota de snow....entonces es problema de todos los usuarios.

Asi que a partir de ahora nos dejaremos de gestos de atención hacia los demás y deberemos soltar un tajante ?mira si no lo haces por ti, hazlo por los demás?. Aunque me temo que quien presta oidos sordos a su propia conciencia, no tiene oidos para la de los otros.

Sin embargo cuando llega ese momento fatal , esa misa persona sorda al mundo, encontrará cientos de manos para prestarle toda la atención solidaria..la misma atención que , el, jamás prestó.

Comentarios