Críticas de CHA a la Confederación Hidrografica del Ebro por las riberas del Cinca

El diputado de CHA José Antonio Labordeta considera vergonzosa la afirmacion del gobierno central de que las actuaciones en las riberas del cinca y afluentes se han efectuado respetando la legislación en materia de medio ambiente

El diputado de CHA, José Antonio Labordeta denunció en el Congreso las obras que se han llevado a cabo por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro en varios tramos del río Cinca y afluentes, ya que junto a la necesaria actuación en las escolleras como así lo solicitaron los ayuntamientos, se ha producido una destrucción total del cauce, convirtiendo en algunos tramos el río en una explanada, con el consecuente desastre medioambiental.

Según respuesta del Gobierno Central, ?las obras se han ejecutado de manera respetuosa con la legislación vigente en materia de medio ambinte? lo que a todas luces es falso por lo que esta afirmación es vergonzante.

Volvemos a recordar a la CHE, que una de sus obligaciones es el conservar los ríos, aunque los hechos demuestran que se ha convertido en el peor enemigo de los mismos, a base de aprovechar actuaciones necesarias en las riberas para permitir la extración abusiva de áridos.

Estamos hablando de actuaciones en una comarca como Sobrarbe donde los ríos son un atractivo turístico de primer orden, y estas ?chapuzas? van a perjudicar a sectores económicos como los relacionados con los deportes de aventura, o la pesca.

No entendemos que unas obras que se han llevado cinco meses después de las avenidas del mes de julio sean declaradas de emergencia sino es para saltarse todos los trámites administrativos evitando el informe preceptivo y vinculante de la administración con competencias en esta materia en Aragón, el Departamento de Medio Ambiente, la realización de un estudio de impacto ambiental y la evaluación posterior de las afecciones del proyecto sobre el medio, bien a través de la normativa de aguas o de evaluación de impacto ambiental; la fase de consultas a través del periodo de información pública, así como el concurso de licitación de las obras, al que pudieran acceder todas las empresas que lo desearan y no la concesión ?a dedo?.

Comentarios