La reestructuración de las listas de espera primer objetivo de la DGA

El consejero de Sanidad, Alberto Larraz ha comparecido, a petición propia, ante las Cortes de Aragón para exponer los objetivos y estrategias de trabajo de su departamento tras la recepción de las transferencias en enero de este año. El continuo debate sobre el problema de las listas de espera ha llevado a que el consejero dedicara parte de su intervención a este asunto sobre el que ha asegurado, ?hay que empezar a trabajar para que se diferencien por patologías?. Además, Larraz ha hecho un llamamiento al consenso de todos los agentes del sector sanitario para así, poder ?disponer de un sistema que satisfaga las necesidades de salud del ciudadano?.

El pasado 26 de diciembre, la comunidad autónoma aragonesa aceptó hacerse cargo del sistema sanitario después de un largo proceso de negociación con el gobierno central para que se ampliaran las dotaciones económicas que debía recibir la Consejería Aragonesa al hacerse cargo del sistema sanitario. Las líneas de trabajo que el consejero de Sanidad, Alberto Larraz, ha expuesto ante las Cortes se centran en definir el nuevo modelo sanitario y mejorar los servicios de atención primaria. La reorganización de las listas de espera dividiendo las actuales en otras, clasificadas según las patologías, ha sido una de las principales propuestas que el consejero ha expuesto ante los grupos parlamentarios en un balance donde ha destacado además junto a las restricciones financieras a las que se ve sometido la consejería, las nuevas líneas estratégicas a seguir para conseguir ?una sanidad a la altura de los aragoneses?. Los puntos reseñados por Larraz se han centrado fundamentalmente en la puesta en marcha de un nuevo marco legislativo que incluye un modelo sanitario para Aragón fundamentado en el consenso y la entada en funcionamiento del proyecto de Ley de Salud. Como otro de los puntos fundamentales, Alberto Larraz ha destacado, según ha recogido Aragon Press, la necesidad de emprender acciones en la Sanidad Primaria para lo que se propone una ampliación de los horarios de asistencia de 8 a 20 horas, mejoras organizativas para que los hospitales puedan cubrir los servicios de urgencia y atención continuada, mayor accesibilidad, ampliando las empresas de transporte sanitario y la mejora general en la atención. Por otra parte, las mejoras en la organización, tanto funcional como estructural. Un asunto que incluye desde los planes de Urgencia y Emergencias, de Atención a la Dependencia y Salud Mental a las innovaciones organizativas en centros, docencia e investigación. Además, la división de funciones y la adaptación en la gestión económico-presupuestaria para que se agilicen los servicios sanitarios.

Comentarios