Poner un poco de orden al caos de la guerra, trabajo de las tropas españolas en Afganistán

El teniente coronel de Jaca Alfonso Juez , uno de los responsables del contingente español en Afganistán, ha manifestado a esta redacción que se encuentran en buenas condiciones fisicas después de haber pasado un mes con temperaturas extremas. Aunque el 30 de abril era la fecha que tenian para regresar ,se confirma que hasta el mes de junio no volverán a casa, mientras, continúan con sus labores de desactivar minas, explosivos, ingenieria y transmisiones.

?La primera imagen de Kabul, me recordó a Belchite?, con estas palabras el teniente coronel Juez expresaba la sensación de desolación que se encontró cuando, por primera vez hace un mes, aterrizaban en tierras afganas. Juez, un gran experto en supervivencia en alturas, conocedor de esa cordillera y acostumbrado a moverse en condiciones extremas ya que durante años perteneció al Grupo Militar de Alta Montaña de la Escuela Militar de Jaca, confirmaba el buen estado de los profesionales trasladados a Kabul.

Aunque este mes de febrero está resultando más apacible en su climatologia, enero les sorprendió con temperaturas nocturnas que rondaron los veinte grados bajo cero.

La actividad de los militares españoles comienza a las siete de la mañana con el reparto de trabajos, trabajos que se prolongan prácticamente durante toda la jornada de forma muy intensa. Desde desactivar minas y explosivos que permanecen intactos en los campos a labores de ingenieria dedicadas estos dias a levantar un puente o en transmisiones.

Para juez los momentos más dolorosos en este mes han estados marcados por imágenes de niños que quedaban mutilados por las minas y por la extrema pobreza en la que viven los habitantes de Kabul. Sin embargo el teniente coronel asegura que la capacidad de sobrevivir y de salir adelante de los afganos es increible, demostrando una vez más que las ganas de vivir superan cualquier obstáculo.

Esto hace que la acogida primera y la convivencia posterior con los habitantes de Kabul sea muy positiva.

En el mes de junio, fuera de sus previsiones iniciales que marcaban abril, regresarán a casa estas tropas donde hombres de nuestra provincia se encuentran trabajando en lo que se denomina labores humanitarias. Es decir aportar un poco de orden al desorden fantástico de la guerra.

Comentarios