Ecologistas en Acción-Huesca cumple 20 años.

La desecación de la Laguna de Sariñena, la Aragón-Cazaril, aterrazamientos, embalses, vertidos tóxicos, defensa de animales, de parajes naturales, manifestaciones y defensa por el medio ambiente marcan 20 años del ecologismo en el Alto Aragón.

Es el momento de hacer balance y asi lo ha hecho el movimiento que tiene como reto de futuro insistir ante la sociedad la ?sostenibilidad? que ha de presentarse como un modelo de sociedad, en virtud del cual se aplique un punto de vista ecologista a las relaciones sociales, laborales y económicas.

Es el momento de hacer balance y de preguntarse cuáles son las principales acciones que podrían justificar la permanencia de Ecologistas en Acción a lo largo de estos 20 años.

El primer asunto en el que Ecologistas en Acción se enfrascó fue el proyecto de desecación de la Laguna de Sariñena. El resultado ha sido la declaración de esta zona húmeda como de especial protección para las aves (ZEPA), y la comprensión final de los habitantes de la capital monegrina de los valores que encierra su laguna.

La línea de alta tensión de Aragón-Cazaril fue uno de los caballos de batalla del ecologismo altoaragonés, a la que la asociación mostró su rechazo evitando la instalación de los cables -pero no de las altas torres, que aún se yerguen inútiles: otro ejemplo más de la premura con la que actúa la Administración de este país, adelantándose incluso a las decisiones judiciales sobre los proyectos.

El papel más importante que ha cumplido Ecologistas en Acción, según han destacado en declaraciones a Radio Huesca Digital ,es en la vigilancia y observación de los desmanes que vienen cometiendo sin descanso las autoridades locales, regionales y estatales, en la puesta en marcha de proyectos de infraestructura,

Comentarios