Banariés estrena nuevo alumbrado

El alcalde de Huesca, Fernando Elboj, ha inaugurado este viernes la nueva iluminación de Banariés. Un proyecto con el que se renueva el sistema de alumbrado público en esta pedanía. La inauguración tenía lugar a las siete y además del alcalde Fernando Elboj han asistido el concejal responsable de Municipios Incorporados, Javier Campelo; el concejal de Participación Ciudadana, Andrés Puyuelo y el alcalde pedáneo, José Manuel Rapún.

Una obra que se encuadra en el plan del Ayuntamiento de Huesca para la renovación del alumbrado en todos los municipios incorporados. Tras la puesta en marcha de la nueva iluminación de Banariés, se trabaja ya en la primera fase de Apiés, de modo que tan sólo queda pendiente Cuarte, aunque ya está en estudio.

Los alcaldes de las pedanías oscenses están satisfechos por las mejoras en el alumbrado público que se han realizado en los distintos municipios incorporados. El conjunto de estos proyectos de alumbrado alcanza un coste total que supera los 53 millones de pesetas y que se encuadra en el plan global de inversiones que el Ayuntamiento está llevando a cabo en los distintos barrios rurales. El año pasado, la inversión municipal para mejorar la iluminación ha sido de 24 millones de pesetas, aunque la cifra global de inversión en los municipios incorporados es de 48 millones de pesetas.

Una vez renovado el alumbrado público, en estos núcleos lo que ahora preocupa es sobre todo mejorar sus accesos. En Cuarte, por ejemplo, las principales reivindicaciones son restaurar la antigua escuela para darle un uso compartido y mejorar estética y urbanísticamente el acceso al pueblo en el entorno del cementerio.

En Huerrios falta instalar una toma de agua, que se abastecerá del futuro embalse de Montearagón, rehabilitar la antigua escuela y convertirla en un club social; y reorganizar urbanísticamente las calles.

En Tabernas de Isuela, hay que instalar una fuente, reconstruir una antigua casa que alberga el recién creado consultorio médico y dependencias del Ayuntamiento pedáneo.

Los vecinos de Buñales están pendientes de las mejoras en la carretera que une el municipio con Tabernas.

En Bellestar también se quiere ensanchar un acceso del municipio, instalar bandas sonoras, reponer las señales de limitación de velocidad y arreglar las laderas del entorno.

Por su parte, en Banariés además de mejorar el asfaltado de las calles se quieren acondicionar los caminos que van hacia Almudévar y Lupiñén.

En Fornillos es histórica su reivindicación de mejorar la carretera de acceso desde Apiés, de 3 kilómetros, aunque al construirse el embalse de Montearagón la CHE asumirá este proyecto. Este municipio también está pendiente de recalificar los terrenos rústicos en el PGOU.

Por último en Apiés, hay que suprimir las curvas de la carretera en dirección a Huesca ensanchando sus carriles. Otro asunto pendiente de solución son algunos fallos en el suministro de agua.

Comentarios