El Gobierno de Aragón inicia el ciclo de Aulas de Consumo.

La comunicación telefónica es el tema de la primera de las aulas del ciclo de formación en consumo que ha programado para este año la Dirección General de Consumo, del Departamento de Salud, Consumo y Servicios Sociales, que se inicia el próximo martes y que se prolongará hasta el mes de diciembre.

El director general de Consumo, Florencio García Madrigal, ha explicado que "en la formación radica uno de los principales recursos del consumidor". Según ha indicado, "el conocimiento de los factores que intervienen en el mercado, así como los instrumentos necesarios para una mejor defensa del consumidor, debe llevar a éste a la búsqueda de una calidad de vida orientada a la elección razonada, crítica y consecuente, y porque además, gran parte de los problemas de consumo los resuelve el consumidor con una buena información".

García Madrigal ha indicado que el objetivo que se persigue con estas aulas "es promover la formación permanente y el debate, desde diferentes perspectivas, sobre la realidad de un mercado que ha diversificado la oferta de sus productos, bienes y servicios". Las aulas de consumo están dirigidas al personal asesor y técnico de las asociaciones de consumidores, de las oficinas municipales de información al consumidor (OMIC) y de las administraciones públicas que trabajan en este ámbito; al personal docente y los alumnos de la Universidad de Zaragoza, y de la Formación Profesional de Servicios al Consumidor, así como a los consumidores en general.

La primera de estas jornadas formativas tendrá lugar el próximo martes y estará dedicada a la comunicación telefónica; en concreto a los aspectos relacionados con los contratos de telefonía móvil y telefonía fija, las operadoras (elección y ventajas para el consumidor), sistemas de reclamación, etc.

Las siguientes jornadas versarán sobre seguridad alimentaria, servicios de gas y electricidad, los contratos en la vida cotidiana, el etiquetado de los alimentos, la compra de vivienda de obra nueva, los consumidores e Internet, los consumidores y las entidades bancarias, el arrendamiento de viviendas y, la última, ya en los prolegómenos de Navidad, estará dedicada a los juguetes.

Comentarios