Aragón es la comunidad que presenta una mejor oferta de refugios de montaña.

Anualmente son unas 41.000 personas las que utilizan los refugios. El 80% son de fuera de la comunidad. La procedencia suele ser del País Vasco, Cataluña y Francia, junto a los aragoneses. El Plan de mejora de los refugios de montaña lleva invertidos 1.100 millones de pesetas en los últimos 10 años.

Actualmente se está realizando un importante esfuerzo, creando y acondicionando refugios, que cada vez cuentan con una mejor infraestructura. Actualmente la oferta la componen nueve instalaciones que están gestionadas por la Federación Aragonesa de Montañismo y el Gobierno de Aragón. Estos refugios están situados entre los 1.600 metros y los 2.200 metros de altura y se encuentran distribuidos en diferentes puntos de la geografía altoaragonesa como son Pineta, Benasque, Torla, Gistaín, Sallent de Gallego, Bielsa y Panticosa, a los que hay que unir el Rabada y Navarro en la Sierra de Javalambre en Teruel.

Las instalaciones de Góriz, Estós, Angel Orús, Respomuso, Pineta, Biadós, Renclusa, Panticosa y Rabadá están incluidas en una red de refugios de Aragón que no oferta tan sólo alojamiento, además permiten acercarse a zonas donde se pueden realizar actividades como el senderismo, la escalada, alpinismo, esquí de montaña o barranquismo. En invierno, algunos de los refugios de montaña no se pueden utilizar por las condiciones de acceso y el riesgo de aludes, como sucede con Respomuso. El verano es la época del año en la que la ocupación está al cien por cien y donde se demuestra la necesidad de continuar con el plan de mejora para seguir dando un mejor servicio.

Los problemas surgidos con Góriz han alertado sobre la necesidad de mejorar la calidad medioambiental de unas instalaciones que se encuentran en la misma naturaleza y que cubren una necesidad de acoger a los montañeros con unas buenas infraestructuras que potencian el turismo de montaña.

Aragón está actualmente a la cabeza de refugios de montaña dando un servicio de primer nivel a los montañeros que se acercan a visitar el Pirineo.

Comentarios