CCOO denuncia la saturación del servicio de urgencias del hospital de Barbastro y el deficiente funcionamiento del servicio de ambulancias

Según este sindicato, los usuarios del hospital han ?sufrido los trastornos de ser trasladados a centros de otras localidades, o las incomodidades que supone la suspensión de una intervención programada, o el permanecer ingresados por los pasillos de urgencias llegando a estar 25 enfermos encamados donde sólo hay espacio para 12? a lo que se une el hecho de que el número de profesionales es ?totalmente insuficiente?.

Charo Bruned, secretaria de la Unión Comarcal de CC.OO, denunciaba esta situación que se ha visto agravada por la incidencia de la gripe y la escasez de camas que los sindicatos denuncian desde hace tiempo.

Bruned comentaba que, a raíz de este colapso que se ha registrado con especial intensidad en los servicios de urgencias y de medicina interna, CC.OO. ha mantenido una reunión con el director gerente del centro para plantearle esta difícil situación, solicitándole soluciones inmediatas e ?insistiendo en los argumentos que ya hicimos públicos en el trabajo que elaboramos sobre la situación de personal y estructura del hospital a finales del año 2000?.

Según CC.OO., ?la administración se niega a reconocer la falta de camas del centro sanitario, aún sin negar el dato evidente de poseer una de las ratios más bajas de todo el país, con 1,6 camas por cada mil habitantes, frente a las 2,8 de la Comunidad Autónoma?.

Unas deficiencias que también se constatan, según Bruned, en el funcionamiento de los servicios que prestan las empresas con las que el INSALUD concertó determinados servicios, como el de las ambulancias ?que está ocasionando importantes retrasos, hasta el punto de tener que demorar el traslado de un enfermo grave a Zaragoza durante una hora y veinticinco minutos, o suspender tratamientos por el retraso en el traslado del paciente, así como la tardanza en el transporte de los enfermos que son dados de alta y que precisan de ambulancia para ser llevados a su domicilio, con el consiguiente entorpecimiento del funcionamiento del centro?.

A esto se une ?el deficiente funcionamiento de la contrata que atiende el servicio de teléfonos y televisores que hasta la fecha no ha encontrado el momento para adecuar sus equipos a la nueva moneda? y ?no se ha molestado en instalara algún mecanismo que facilite cambios.

Comentarios