El PP pregunta a la DGA como solucionará el tratamiento de las harinas cárnicas

El Gobierno PSOE-PAR, presionado por Izquierda Unida, rescindió un convenio con la cementera de Morata para la incineración de las harinas

La empresa invirtió 925.000 euros para adaptar unas instalaciones que ?la DGA deberá pagar aunque no la vaya a utilizar?

El Partido Popular quiere saber cómo va a solucionar el Gobierno de Aragón la eliminación de las harinas cárnicas, utilizadas en la alimentación de ganado, tras la suspensión, por parte de la Administración autonómica de manera unilateral, del convenio que había firmado con la cementera de Morata de Jalón para la incineración de estos productos.

Esta es la base de la interpelación presentada por la portavoz de Medio Ambiente del PP en las Cortes de Aragón, Susana Cobos, que ha calificado de ?insolvente? la actitud del Gobierno PSOE-PAR ?que firma un convenio con una empresa para que elimine las harinas, esa empresa invierte 154 millones de pesetas para adaptar sus instalaciones y cuando llega el momento de ponerse a trabajar, el Gobierno de Aragón dice que ha firmado un acuerdo político con Izquierda Unida que le impide la incineración de las harinas cárnicas. Después de esto, ¿qué solvencia puede tener el Ejecutivo de Iglesias de cara a los empresarios, que garantías les puede ofrecer de que cumple lo que firma?? ha preguntado Susana Cobos.

El convenio, firmado en mayo de 2001 entre el Gobierno de Aragón y Valenciana de Cementos para la incineración de harinas cárnicas en la cementera situada en el municipio de Morata de Jalón, establecía que la Administración de la Comunidad Autónoma aportaría 925.000 euros (154 millones de pesetas) para que la empresa adecuara sus instalaciones, de tal manera que el Ejecutivo regional pagaría tres céntimos de euro por cada kilo de harina eliminado.

Al final, ha señalado la diputada del PP ?la DGA va a tener que pagar 925.000 euros por unas instalaciones que no va a utilizar, con lo que ha tirado el dinero de una manera escandalosa?. Para Susana Cobos ?es otro ejemplo de mala gestión del Gobierno de Aragón que, acuciado por su falta de estabilidad política entra a cualquier trapo con tal de mantenerse en la DGA, como ha ocurrido con la creación de varios institutos y oficinas que han ido a parar a relevantes miembros de Izquierda Unida, con lo que la sensación de pasteleo es cada día mayor?.

Cobos, que espera la pronta respuesta del Ejecutivo regional, ha insistido en ?el oportunismo del tripartito PSOE-PAR-IU a costa del dinero de todos? y la inexistencia de alternativas del Gobierno de Aragón para solucionar la eliminación de las harinas cárnicas.

Comentarios