Esta provicia, sin ir más lejos

Cristina Pérez

Probablemente cuando dios expulsó a Adán y Eva del paraiso, les estaba invitando a su primera incursión turistica. Porque cogieron sus dos o tres hojas de parra, un atillo con la manzana y poco más y se dispusieron a adentrarse en nuevos territorios. Claro que habia matices con lo de ahora. Además fue casi en este siglo cuando alguien decidió que no solo de trabajo vivia el hombre , así que inventaron las vacaciones y, desde allí todo fue rodado. Pero las vacaciones crearon otras necesidades, asi que llegaron las pagas extras, vehiculos en las carreteras, agostos imposibles, playas convertidas en una procesión inacabable de chiringuitos y en general lugares en el mundo que se convirtieron en paraisos de descanso entre los que se encuentra España. El sol y la arena nos convirtieron en esclavos de una imagen casi única que ligada a un torero y a una sangria eran el ideal de ocio para cualquier extranjero.

A la montaña le ha costado lo suyo que le hicieran caso. Que el resto de ciudadanos comprendieran que este pais tiene fantásticos valles que no tienen arena pero tienen sol, rios, pueblos, excelente gastronomia, limpieza, pureza y..nieve. Y nieve claro. Que les pregunten a las sucesivas candidaturas olímpicas, qué es lo que contestaban los miembros del COI cuando escuchaban que España presentaba una sede para los Juegos Olímpicos de Invierno. Que se lo digan a aquellos venerables votantes del COI que se acercaban en pleno febrero al Pirineo a conocer una candidatura de invierno y llegaban con deportivas y camisetas de manga corta. Tan poca era su fe. O tanta su cara dura sabiendo que se iban a ir totalmente equipados.

Estos dias se habla de turismo , se habla del gran futuro lleno de tiempo de ocio, nos dicen que el hombre cada vez más aspira a trabajar menos y vivir más. Y el turismo, por eso, se ha convertido en toda una industria. Tanto que algunos puntos de nuestra provincia depende exclusivamente de el.

Estos dias, mientras Aragón se presenta en Fitur con un dinosaurio y un proyecto olímpico, será bueno recordar a todos aquellos que hicieron verdaderos esfuerzos para convencer al mundo de que, España, además de sangria, toros sol y playa tenia mucho más. Esta provincia sin ir más lejos.

Comentarios