El Gobierno central destina 166 millones de euros a programas agrícolas, ganaderos y de desarrollo rural.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Miguel Arias Cañete, ha presidido, en Rialp (Lérida), la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural, donde, entre otros asuntos, se ha aprobado la aportación de 166,52 millones de euros a las Comunidades Autónomas, con cargo a los presupuestos del MAPA, para la puesta en marcha de programas agrícolas, ganaderos y de desarrollo rural. Estamos hablando de una inversión de unos veintiocho mil millones de pesetas.

En materia agrícola, las Comunidades Autónomas contarán con 23.607.330 euros, de los cuales ha quedado pendiente de reparto un total de 9.562.195 euros, a distribuir en una próxima reunión. Los programas a los que estarán destinados estos fondos son la promoción de nuevas tecnologías y racionalización del uso de medios de producción agrícolas, el fomento del asociacionismo agrario, la prevención y lucha contra plagas, el fomento de agrupaciones fitosanitarias (ATRIAS), así como para el control y certificación del material de reproducción (semillas y plantas de vivero).

Los fondos con los que contarán las Administraciones autonómicas para programas ganaderos ascienden a 44.920.660 euros, que estarán dedicados a la puesta en marcha de los planes de fomento de la apicultura, para la protección de las razas autóctonas en peligro de extinción, el control de los rendimientos lecheros, fomento de las agrupaciones de defensa sanitaria, el plan de abandono indemnizado de la producción láctea y los Programas Nacionales de erradicación de enfermedades de los animales.

Con respecto a los programas de desarrollo rural, el MAPA aportará un total de 97.998.356 euros, de los cuales se ha previsto una reserva sin distribuir de 19.599.671 euros. Las líneas de actuación previstas serán las ayudas para la compensación de rentas en zonas desfavorecidas, el fomento del cese anticipado de la actividad agraria, las ayudas para la utilización de métodos de producción compatibles con el medio ambiente, el fomento de inversiones forestales, así como las acciones de desarrollo rural dedicadas a obras de infraestructuras y de equipamiento previstas en las Comunidades Autónomas de Asturias, Cantabria y Galicia.

MEJORA DE LA CALIDAD DEL ACEITE

Los asistentes a la Conferencia Sectorial también han analizado las acciones a desarrollar en el Programa de Mejora de la Calidad de la Producción de Aceite de Oliva en la campaña 2002/2003. Este programa se aplica en España desde 1990 y cuenta para la próxima campaña con una financiación de 14.123.138 euros, cerca de un 6% más que en la campaña 2001/2002.

Del presupuesto total, el Ministerio de Agricultura gestionará 2.818.157 euros para el sistema de control, alerta y valoración de la mosca de oliva, y destinará un total de 242.887,02 euros para los proyectos de investigación. Las Comunidades Autónomas gestionarán un total de 11.062.093,20 euros para los tratamientos de la mosca del olivo, la mejora de las condiciones de proceso de producción del aceite de oliva, la asistencia técnica a las almazaras, la mejora de la eliminación de los residuos, la formación y difusión, así como para la instalación de laboratorios de análisis y desarrollo de los proyectos de investigación.

SEGURO DE RETIRADA DE ANIMALES

El Plan de Seguros Agrarios del año 2002 incluyó la incorporación de líneas que financiaran los efectos negativos de la encefalopatía espongiforme bovina (EEB) en los ganaderos españoles. A este respecto, se amplió la aplicación del seguro para la cobertura de los gastos derivados de la destrucción de animales bovinos muertos en la explotación a todas las Comunidades Autónomas que decidieran incorporarse al mismo, línea cuya aplicación se ha estudiado hoy en el seno de la Conferencia Sectorial. El seguro se ha puesto en marcha en el ganado bovino porque se dispone de la información que proporciona el SIMOGAN, de ahí que sea requisito necesario para la extensión del seguro a todas las Comunidades Autónomas que se dispongan de este sistema de identificación de los animales.

El seguro para la cobertura de los gastos derivados de la destrucción de animales muertos en la explotación se puso ya en marcha el 1 de julio de 2001. Este seguro cubre los gastos del proceso completo de retirada y destrucción de ganado vacuno que muere en la explotación, desde la recogida en la explotación del animal hasta la eliminación de harinas En un principio se implantó en Castilla-La Mancha, Madrid, Región de Murcia y Comunidad Valenciana. Desde su entrada en vigor, el seguro ha alcanzado en estas Comunidades Autónomas una implantación media del 25%, con 127.490 animales asegurados hasta el 1 de diciembre de 2001 y, en cuanto a la siniestralidad, se concedieron indemnizaciones de 330.000 euros.

En función de la experiencia obtenida en estas Comunidades Autónomas y adaptando el seguro a las circunstancias especiales del sistema de recogida y destrucción de animales de cada Comunidad Autónoma, se han realizado modificaciones en las condiciones especiales del seguro para el año 2002 y se ha ampliado su ámbito de aplicación a todas las Comunidades Autónomas, salvo Cantabria y La Rioja. Teniendo en cuenta que a lo largo del año 2002 no podrán solicitarse ayudas directas, se prevé que el aseguramiento podría alcanzar a la gran mayoría del censo nacional. Suponiendo un nivel de aseguramiento del 100%, se estima que el coste total del seguro para el año 2002 sería de cerca de 66 millones de euros, siendo la subvención prevista de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA) de 31,6 millones de euros. Con respecto a las Comunidades Autónomas, subvencionarían cerca de 19 millones de euros. Por otro lado, en el marco del Plan Coordinado de Actuación de la Administración y las Comunidades Autónomas contra la lucha de la EEB, se puso en marcha el pasado 1 de julio de 2001, el seguro de encefalopatía espongiforme bovina, que cubre los gastos de compensación de los costes fijos de una explotación, derivados del mantenimiento de la explotación como consecuencia del sacrificio de animales en caso de declaración de EEB. De acuerdo con el Plan de Seguros de 2002, este seguro se ha prorrogado a partir del 15 de enero del presente año.

La implantación del seguro de EEB de julio a diciembre de 2001 ha sido del 12%, lo que supone 572.486 animales asegurados. Este nivel es significativo si tenemos en cuenta que la media nacional de aseguramiento del seguro de explotación de ganado vacuno se encuentra entorno al 15%.

Comentarios