Huesca vive San Vicente, su fiesta pequeña

Huesca celebra la fiesta de su copatrón San Vicente. Una jornada que según el alcade de la ciudad, Fernando Elboj, debe ser celebrada en su medida justa y cuyo presupuesto aumentará dependiendo de la respuesta que los ciudadanos vayan dando a los diferentes actos. Son los ciudadanos los que con sus participación hará que la celebración cuente con más o menos actividades para celebrar San Vicente. Un día de fiesta que los oscenses aprovechan para salir al Pirineo, visitar los valles o ir a esquiar ya que las pistas seguramente contarán con menos esquiadores que el fin de semana.

Los actos para este martes son: a las 10.30 en el convento de la Asunción tienen lugar una celebración religiosa a la que asisten los Cabildos Catedral y Municipal, actuando en la parte musical la Coral ?Santo Domingo?. Ya por la tarde a las 4.30 en el Palacio Municipal de los Deportes da comienzo el karaoke musical especialmente dirigido al público infantil y a las 6.30 en el mismo lugar tiene lugar la X Muestra de Danza y Folclore ?Ciudad de Huesca?.

A esto se suma el recorrido gastronómico en el que participan una treintena de establecimientos hosteleros de Huesca que ofrece distintas tapas, raciones y menús a base de productos típicos del cerdo.

San Vicente es un día de víspera y por eso este lunes los actos tradicionales han sido numerosos y se han sucedido durante todo el día. Cientos de personas han desfilado a lo largo de toda la jornada por la plaza López Allué donde miembros de la peña "Lo Magret" de Albelda han realizado distintas actividades relacionadas con la matanza del cerdo. En primer lugar, se ha realizado la III Matacía Tradicional y despiece del Cerdo (estilo la litera). Allí, el público asistente ha ido recibiendo explicaciones detalladas sobre este proceso tradicional así como sobre las diferentes piezas del cerdo y los distintos productos que se pueden elaborar.

A lo largo de toda la jornada se han desarrollado otras actividades como una degustación de productos artesanos de los expositores de la plaza, servida por la Escuela de Hostelería "San Lorenzo". Y cómo no la hoguera. La plaza Mosén Demetrio Segura daba cobijo a centenares de oscenses que remediaban los rigores del frío acercándose al fuego, y también con una patata asada, longaniza, churros y un trago de vino del porrón. Los gaiters de Tierra Plana han sido los encargados de poner la nota musical a esta celebración, que da cita a varias generaciones de oscenses.

Comentarios