Crear mil empleos, objetivo del Parque Tecnológico de Huesca con el horizonte 2010.

Es la previsión con la que trabaja el Gobierno de Aragón en este proyecto que contará con la construcción de hasta cuatro edificios en las ocho hectáreas de terreno ubicadas junto a la autovía Huesca-Zaragoza.

La demanda de espacio por parte de las empresas que se comprometan a estar presentes en el Parque Tecnológico llevará aparejada la ampliación de la citada superficie, que podría llegar, incluso, hasta las cincuenta y tres hectáreas. Estamos hablando de mil empleos de alta cualificación correspondientes a iniciativas empresariales que persiguen ubicarse en una ciudad que ofrece una alta calidad de vida en un entorno natural privilegiado, según ha indicado el responsable de promoción comercial del Parque Tecnológico, Carlos Álvarez.

Los proyectos que se implantan en el Parque Tecnológico de Huesca tienen una finitud temporal, aunque de la experiencia observada en otros centros de estas características, las empresas aprovechan el dispositivo generado para desarrollar otras iniciativas.

La labor de captación de inversiones se está llevando a cabo en los cinco continentes y la pretensión es convertir Huesca en algo similar a Silicon Valley, en los Estados Unidos, un espacio desconocido hace algunos años y que ahora es un referente mundial en las nuevas tecnologías.

Se apunta igualmente que los parques tecnológicos son, en la actualidad, algo imprescindible para cualquier comunidad autónoma o región de un país desarrollado. Espacios cimentados en las nuevas tecnologías pero que han de contar también con buenas comunicaciones por carretera y ferrocarril. De ahí su ubicación, en el caso de la capital oscense, en la autovía Huesca-Zaragoza y de ahí el interés, tanto del Gobierno de Aragón como del Ayuntamiento de la ciudad, por el paso de la variante ferroviaria junto al Parque Tecnológico con la habilitación de un apeadero.

Comentarios