El Rey preside en Zaragoza la despedida de tropas que se desplazan a Afganistán

Su Majestad el Rey Juan Carlos, acompañado por el Ministro de Defensa Federico Trillo, presidirá este jueves el acto de despedida de los soldados españoles que participarán en la Fuerza Internacional de Seguridad para Afganistán.

Los 400 militares que se van al conflicto han realizado su preparación durante una semana en el cuartel de la unidad de Apoyo Logístico ALGO 41 de Zaragoza.

El Teniente General Jefe de la Fuerza de Maniobra, Juan Ortuño, ha indicado que ?la Brigada Aragón tiene una gran preparación para poder participar en conflictos internacionales?. El contingente español tendrá como misión ?reconstruir la zona de Kabul, con la apertura de los aeropuertos y limpieza de la zona de desactivación de minas?.

La Brigada Aragón participa con 116 efectivos, que corresponden a doce mandos, 50 de transmisiones que tiene su sede en el Acuartelamiento San Bernardo de Jaca y 50 ingenieros o zapadores del Acuartelamiento Sancho Ramírez de Huesca.

El coronel del Regimiento Galicia 64, con sede en Jaca, Jaime Coll, es el oficial que estará al mando del contingente español. Coll ha manifestado que la principal dificultad ?es la puesta en marcha de un puente aéreo, y que durante el primer mes el abastecimiento de comida será complicado?.

Jaime Coll ha destacado también que ?el personal que se desplaza a Afganistán está muy preparado. Dentro de la plana mayor viajan oficiales que ya han estado en la zona participando en expediciones de montaña?.

La operación ?Libertad duradera? se verá reforzada con un avión de vigilancia P-3 y la Unidad Médica de Apoyo al despliegue del Ejército del Aire.

Los logísticos que van a participar en esta misión y que estarán comandados por el teniente coronel Andrés Pérez Barro, jefe del grupo de Abastecimiento, ya empezaron a ser inmunizados contra las enfermedades más frecuentes en Afganistán durante la última semana

El viaje de las tropas españolas hasta Afganistán se inicia en Zaragoza e incluye varias escalas. Saldrán en un avión Galaxy americano o en un Antonov hasta Omán y desde allí al aeródromo de Bagram, desde donde podrían continuar viaje a Kabul por carretera o en Hércules.

Los expedicionarios españoles se alojarán en una antigua base de Al Qaeda reconquistada por la Alianza del Norte y entre sus cometidos estarán la reconstrucción de infraestructuras, el desminado del aeropuerto y la protección de las autoridades afganas. Ante las inclemencias meteorológicas y la pocas condiciones que reúnen los edificios en los que van a estar alojados, el contingente está recibiendo equipamiento especial, incluidas tiendas de campaña individuales. Inicialmente está previsto que sólo puedan alimentarse con comida enlatada.

Comentarios